lunes, 1 de septiembre de 2014

"Ilusionada, pero no idiota…"

Estamos en el siglo XXI y pensé que habíamos evolucionado en capacidad de reflexión y pensamiento, pero hay veces en las que se demuestra lo contrario. 
Soy Diplomada en Trabajo Social y aspirante a obtener la titulación de Graduada de la misma disciplina. Tengo un postgrado en Medicación Familiar, estoy al frente como Trabajadora Social de una unidad de psicogeriatría que acoge a pacientes con todo tipo de enfermedades mentales y , además, coordino un grupo de 50 personas voluntarias que se dedican a hacerles la vida más fácil a mis pacientes. 
Unido a todo eso, sí, por supuesto, me gusta "Gran Hermano". 
Nunca pensé que tuviera la necesidad de escribir estas palabras,de hecho creo que no son necesarias, pero me da rabia, y mucha, que haya personas que nos cataloguen a los amantes del programa como faltos de cultura, inteligencia o sentido común. Estoy cansada de que se utilice una opción, la de no verlo, como signo de "progre" y lo contrario como evidencia de "friki". 
Los eruditos inteligentes que se sientan en el sillón de lo cultural y efímero no tienen ni idea del cúmulo de experiencias, apertura de mente, capacidad de juicio e interpretación que se están perdiendo. 
Hay catedráticos al uso, detestables, que miran por encima del hombro cuando saben que uno de los humildes es espectador del programa, a ellos les dedico estas líneas. 
Ante mi capacidad de raciocinio admito perfectamente la diversidad de gustos y apetencias a la hora de elegir qué ver en televisión, entiendo y comparto que haya un número importante de personas a las que no les guste el ojo que todo lo ve, lo que no admito bajo ningún concepto es que se nos tache a los amantes del formato de incultos, torpes o con dudosas capacidades. 
Hay varios millones de personas respetables a las que ya nos late el corazón con más rapidez cada vez que escuchamos la melodía de cabecera de presentación de la 15 edición, ya somos unos cuantos los que nos ilusionamos y nos ponemos a disposición de los que se atrevan a concursar para que nos hagan pasar madrugadas televisivas inolvidables. 
Gran Hermano 15 está a las puertas y yo, como cada año, lo espero con ganas y con un único pensamiento: "No me falta inteligencia, me sobra entusiasmo…"
Un abrazo a todos. 

Sue
Loading...