viernes, 16 de agosto de 2013

"A lo lejos..."


Aprendí a ser fuerte contigo.
Aprendí a mirar con fortaleza mi sufrimiento de tu mano.
Me enseñaste a ser valiente, a no quedarme en el pánico, me obligaste a dejar el miedo tan atrás que no volviera.
Me llevaste de la mano al optimismo, me juraste que nada pasaría si no pensaba más allá de lo que tenía delante, sujetaste mi cabeza para que no anduviera por donde no debía.
Me diste una palabra de esperanza, hiciste cortos los días a tu lado, me enseñaste a subir caminos de montaña que jamás pensé que podría atravesar.
Me trajiste la idea de que si nos repiten una frase una y mil veces nos la creemos, me enseñaste a relativizar y valorar lo bueno de mi vida, me ayudaste cuando todo pesaba demasiado.
Ahora, con todo lo vivido a mis espaldas, te digo: mira más allá de lo que te asusta, aprende a ver a largo plazo, los sufrimientos tienen caducidad, relativiza y no te pares.
Detrás de ese monstruo que parece que te va a quitar la vida, hay una oportunidad de vencer que ni imaginas.
Lo veré, estoy segura, lo veremos y todo nos habrá parecido un sueño, quizá no cuando planeaste, pero llegará.  
Y si llega aquello que te daña, ya no lo hará tanto, porque sabrás que te sigue quedando un mundo por delante que no eras capaz de ver.
Enfádate, llora, siente, pelea, avanza, retrocede, ríe, sufre, duerme, vela, grita,no te escandalices de lo que sientas, pero…mira a lo lejos.
Mira a lo lejos, nunca lo olvides…
Sue

sábado, 3 de agosto de 2013

"Un año más..."


                                   
Hoy es un día más que especial para mí. 
Hoy tengo más ilusión y ganas que cualquier día en el que cumpla años. 
El día en el que la palabra "maligno" volvió a ser habitual en mi vida, pensé que me volvería loca de nuevo. 
Ni un gramo de fuerza ni de resople me quedaba, todo me lo había dejado años atrás, me sentí sin capacidad, sin oesperanza. 
Te llamé, fuiste al primero al que llamé, desesperada pensé que en poco tiempo todo se acabaría. 
Recordé los días y días en los que de pequeña confiaba plenamente en ti, eras mi guía y mis pasos, quien me enseñó a nadar, a hacer deporte, a disfrutar, a querer...
Eras quien me regalaba seguridad, quien velaba muchas veces mi sueño mientras estudiaba lecciones eternas de medicina, eras quien sacaba mi risa de manera más fácil. 
Contigo a mi lado no había problemas, ni miedos, ni nada parecido, eras mi hermano mayor, mi refugio 
Y hace un año vinieron a quitarme la vida y fue a ti a quien primero llamé. 
Ha sido un año de lucha, de mucho esfuerzo, de poner muchas energías y de tener horizonte y esperanza. Ha sido un año muy complicado, y a la vez muy sencillo. 
Ha sido sencillo porque me he agarrado a tu mano fuerte y he seguido tu impulso, ha sido sencillo porque has velado por mí estuvieras donde estuvieras, ha sido un regalo porque he sabido lo que es querer sin condiciones ni horarios. 
Has aliviado mis dolores, mejorado mis ganas, apoyado mis decisiones y sanado mi cuerpo una y mil veces. 
Me has llevado por el mejor camino que tenías, has luchado como un jabato para que siempre tuviera lo mejor, te digo una cosa, lo hemos conseguido. 
No sé hacia dónde nos llevará la vida, no sé cuanto tiempo más nos regalará, no sé cuántos años podré estar contigo, pero te digo que cada minuto a tu lado será único.
Y como decía alguien en otro tiempo, juntos, somos más que dos.  
Te quiero, Pedro.
Sue

Loading...