lunes, 6 de mayo de 2013

"Hay ángeles entre nosotros..."




Cuando se tiene la sensación de que se vuelve a tener una oportunidad de seguir viviendo, todo lo que se diga es poco.
Nunca pensé que hacer frente a una enfermedad tan devastadora como el cáncer, iba a ser mucho más sencillo de la mano de las mujeres que me han acompañado.
El día que entré por la puerta de CROASA, en Málaga,  no me podía imaginar todo el cariño que hoy tengo.
Cuidar de personas que tienen esta enfermedad no debe ser fácil, atenderlas con la máxima paciencia y atención es el lema de este grupo de mujeres que me han salvado la vida.
Desde las que te reciben al entrar, pasando por las que buscan tus venas para que el veneno haga de las suyas, y terminando por las que preparan la máquina para ponernos morenas durante unos días.
Mañana se acaba la visita diaria a la clínica, mañana es el día más esperado en mucho tiempo.
Sé bien que tengo que volver, que no me van a dejar tranquila y que no me dará tiempo a echarlas de menos, pero también os digo que me parece mentira que ya haya llegado el día en el que pongamos punto y final a esta lucha interminable.
Gracias a todas, gracias eternas.
Gracias por vuestra atención, por vuestra precisión, por la paciencia y la entereza.
Gracias por los cuidados, por la firmeza, por el humor, por la generosidad, por las risas, por animarme, por hacerme la vida más fácil, por confiar, por transmitir certeza y esperanza.
Enfermeras, técnicos de rayos, recepcionistas, doctoras, a todas, gracias.
Gracias por ser mujeres valientes que amasan con su trabajo la fuerza del que lo pasa mal, gracias por hacerme creer que lo positivo y la potencia del cariño es una pieza fundamental en la curación, gracias por medir mi cuerpo al milímetro para no fallar.
Os debo la vida, así, como suena…os la debo.
Me siento orgullosa de haber caído en vuestras manos, de haberme topado con vosotras, de haber descubierto vuestra profesionalidad.
Algún día, cuando recuerde todo como un mal sueño, traeré a mi mente todo lo bueno que recibí de vosotras porque: no hay nada más hermoso que tener ganas de vivir. 
Gracias por haberlo hecho posible.
Con todo mi cariño.
Sue
Loading...