sábado, 5 de enero de 2013

"Y de repente, apareciste..."


Llegaste un día en el que tu tía Rafi y yo quemábamos la cocina de nuestra casa, tuvo que ser así para que nunca nos olvidáramos de tu nacimiento y el incendio. 
Eras la niña más esperada de la familia, la primera, la especial, la que nos robó el corazón desde el primer minuto en el que estuviste en el vientre de tu madre.
Por cosas del destino naciste en Madrid, no pude ir a verte de inmediato, pero recuerdo el momento en el que, con muy poquitos días, entraste en casa, tu madre te presentó a mí como al pequeño “Simba” en aquella fantástica cinta “El Rey León” y, como si de un cachorro se tratara, te puso en mis brazos.
Olías a gloria y solo supe llorar de alegría.
Eras el bebé más bonito que había visto jamás.

Creciste de nuestras manos, de la de tus padres, te agarrabas siempre fuerte a las mías cuando me veías, pasamos mucho tiempo juntas, no te llegaban los pies al suelo y aporreabas un piano que era diez veces más grande que tú, cantabas y bailabas como si hubieras nacido en el sur, eres madrileña, pero tus genes no.
Siempre fuiste especial, tenías respuesta para todo, preguntas incomprensibles para un adulto, formas de moverte que nos dejaban atónitos.
Me quedaba contigo, te leía cuentos que me hacías repetir de manera infinita, yo caía rendida, me dormía, y tú me despertabas a mí, al revés de cómo lo hubiera hecho cualquier otra persona mayor, era fácil acoplarse a tu mundo.
Nunca tuviste miedo al agua, en la piscina eras una experta nadadora desde los dos años, saltabas como una ranita y corrías a los brazos de quien estuviera dentro de la piscina.
Salvaste mi corazón muchas veces de la tristeza por algunas cosas que vivimos los adultos, viviste a mi lado mi primera ruptura, mi primer cáncer, eras una niña, pero siempre tuviste un sentido especial para hacerme sentir a mí con serenidad.
Ahora volvemos a la lucha, volvemos a reunir miradas y encontrarnos en el abrazo y el amor inmenso que nos tenemos,  mucho más allá de que seas mi sobrina la mayor, mucho más allá de cuando ahora te veo con casi 14 años y con tacones no me lo pueda creer, mucho más allá de todas las circunstancias que nos ha traído la vida.
Solo te pido que vayas descubriendo hacia dónde quieres ir, ya lo sé, sé que es pronto, pero si vas viendo lo que te apasiona o entusiasma, poco a poco, esas ganas harán de ti una mujer valiente que luchará hasta conseguir lo que persigue porque, Alba, tú eres capaz de eso y de mucho más.
Ayer vimos juntas la película “Brave”, como tú, indomable, pero la protagonista aprendió a que el destino no se puede manipular ni cambiar por culpa del orgullo, sino ir encauzando sentimientos para llegar al amor verdadero.
Es curioso, pero ahora eres tú la que tira de mí, tú y tu hermano, y toda la familia, tú, ese bebé con el que tanto soñé y que hoy es una mujercita que acaricia mi alma y besa mi cabeza desnuda  y me hace sentir pequeña ante tanta ternura.
Te quiero, ratón.
Así te solía llamar, ratón.
Te quiero, ¿recuerdas hasta dónde?...tú solías decirme: hasta el infinito.
Dejo aquí, con tu permiso, un mensaje que me dejaste hace muy poquitos días escrito y que guardo como oro en paño, es lo más hermoso que me han dicho en todo este tiempo de lucha.

“Tita, ¿sabes lo que llegaría a hacer por ti?. Me iría al fin del mundo (ida y vuelta), te tendría en una casa llena de animales, te quitaría los dolores, te devolvería tu melena y te llevaría de viaje conmigo. Como eso no puedo hacerlo, solo me queda esto de escribirte y demostrarte lo que eres para mí. Siempre fuiste el prototipo de campeona que yo quise ser de mayor. ¿Sabes lo que me preguntaba yo de pequeña?: “a mi tita Sue le tienen que querer los niños porque es la mejor”, te prometo que así lo pensaba.
Solo tuviste que esperar a que llegara Juan, aunque lo hubieras pasado mal antes…ha merecido tanto la pena.
Después te casaste y tuviste una boda “requetegenial”, ahora toca el cáncer.
Mírame a mí diciéndote que qué más da si encontraremos la solución, porque la tiene. Podría haber sido peor, pero la vida ha decidido que no.
No sé si Dios existe, pero si existiera, lo tienes pisándote los talones porque vas a un ritmo genial. No le da tiempo a seguirte, jejeje.
Debería preguntarte: “Tita, ¿cómo llevas lo de la quimio y eso…?”, pero no, hoy no.
Hoy te voy a decir que a ponerse las pilas, que hay que disfrutar los días que puedas, que la vida pueden ser tres días y tú ir por el segundo, ¿vas a desperdiciar algo de tu valioso tiempo? ¡¡¡No!!!
Encuentra con lo que entretenerte mientras y sigue adelante.
Te quiero mucho, Tita Sue.

Ante esto no puedo más que decirte, mi niña del alma, que eres medicina para mí en este tiempo, no me sueltes nunca, porque si me sueltas…me pierdo.
A pesar de tus trece años, eres una mujercita que llegará donde quiera si abre bien los ojos, yo no me separaré de tu mano, recuérdalo: NUNCA.
Tu tita Sue



32 comentarios:

  1. Impresionante, ella y tu.
    Saludos desde el norte
    N

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo, anónimo.
      De vuelta al norte los saludos.
      Sue

      Eliminar
  2. Si a mis casi 14 años hubiera sido capaz de escribir lo que Alba te ha escrito, no hubiera sufrido tanto por no saber escribir. A ella la felicito por ser capaz de compartir con nosotros sus sentimientos y su humor. A ti por sacar del cáncer todo lo bueno que tiene. Aunque parezca imposible, esta enfermedad maldita, está regalándonos a los que te seguimos y te queremos, lo mejor de ti. Tu texto es bellísimo y quedará en el corazón de tu sobrina para marcar su futuro, toda la vida.
    No me extraña que esta niña sea capaz de retratar tu alma cuando te hace fotografías; no me extraña porque el amor que os tenéis es tan profundo que puede lograr lo que se proponga. Dais envidia, dais envidia vosotras dos y tu Pedrito.
    A mí solo me queda por añadir un gracias muy grande porque este post ha sido el mejor regalo de Reyes que esta noche ha llegado a mi casa en la Sierra de Madrid.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay tiempo por aprender a hacer las cosas que nos parecen impensables, y producirse los encuentros que nos levantan del barro.
      Esa enfermedad maldita me quita sosiego, me roba paz, las manos de Alba, las de estos anónimos, las de mis propias fuerzas...hacen tirar.
      Esa niña retrata mi alma porque es capaz de meterse dentro de alguien que la mire con amor, yo la miro con todo el que tengo.
      Gracias a ti por esta respuesta que tanto bien ha hecho...
      Sue

      Eliminar
  3. Sue mi Little ya sólo me quedaba saber que tienes una sobrina que se llamaAlba y que tiene esa edad... y esa manera limpia y clara de decirte: hasta el infinito... Otra maravillosa coincidencia, otra maravillosa piedrecita en este sendero que no me lleva mas que a ti...

    Besala y deja que te bese mucho mucho mucho...

    Cierra los ojos y descansa "coraje" que están llegando los Reyes a dejarte Puro Amor..


    Gracias Su, leerte siempre es un bálsamo para mi y, esta noche todo un regalo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo hago, Pinocho, lo hago.
      Los Reyes llegaron y vinieron cargados de muchas cosas.
      Gracias a ti por esta fidelidad.
      Sue

      Eliminar
  4. Al pasar por aca esta noche de reyes, que para mi,es como una nochecita mas y leerte es un regalo de hermosas palabras tanto tuyas como las de Alba, y porque no..he llorado y lloro...porque esas letras se me parecen a las de otra niña dedicadas a quien mas queria, y eso solamente les sale de todo el amor que se le ha dado en la vida y han aprendido que las cosas que se quieren tanto son dificiles de encontrar, y no quisiera que se fueran nunca. Lo siento, diria que estoy genial pero no,.
    Me faltan demasiadas cosas, la foto es..de lo mas hermosa, si es cierto noche de reyes...hojala te dejen fuerza,amor,y toda la energia del universo....bikiños.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay mi Mela, pequeña pero añosita...
      Sé de lo que hablas y me encoges el corazón.
      La fuerza la han traído los Magos, la tuya tiene que seguir viva.
      Ánimo siempre y adelante.
      Sue

      Eliminar
    2. Son días difíciles para quienes tenemos una estrellita pequeña allá arriba.
      Un abrazo Mela!

      Eliminar
  5. Hola ! Soy Alba y estoy aquí con el pequeño Pedrito, en estos días especiales en los que tanta magia nos invade debo decir que en este caso verte una sonrisa ha sido lo que me ha llegado a levantar a mí, nunca pensé que pudiese ser así, sino todo lo contrario, desde tu cáncer feo siempre que te he visto con el mínimo gesto de alegría en el cuerpo ha sido suficiente para imponerme y decir... Voy ha conseguir que esa pequeña risa se convierta en una de oreja a oreja, y así conseguir que toda la familia se encuentre mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poco más puedo añadir a lo que ya te he dicho...
      Tu risa nos despierta a nosotros, por eso nos gusta tanto.
      A mi Pedrito...ya vendrán sus letras, que ¡¡¡¡¡para él tengo otra enciclopedia casi!!!!!
      TQ
      Sue

      Eliminar
    2. ¡Qué suerte tienes Sue por tener una sobrina así!
      y ¡qué suerte tienes Alba por tener una tita como la que tienes!
      Alba, gracias por la lección de vida que me das con tan poquitos años.
      La risa es un potente motor y pienso aplicarme el cuento...
      ¡de oreja a oreja cada día!
      :D

      Eliminar
  6. Cuando leí no me atreví a escribir, me sentía una intrusa.
    Es preciso lo que Alba te ha escrito y maravilloso lo que le has escrito tú.
    Es increíble cómo se puede percibir la positividad y la energía que desprendéis.

    Un besazo, Natalie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jamás serías una intrusa para nadie aquí, por lo menos para mí no.
      Nunca dejes de escribir lo que quieras, nunca.
      Positivas...siempre. O casi siempre, hay momentos duros, pero se sale.
      Un abrazo de los más apretados que tengo.
      Sue

      Eliminar
  7. Estoy a punto de robarte el texto, cambiarle las ubicaciones, los nombres propios y algunos datos y hacerlo mío para dedicárselo a mi sobrina Leire.
    Ella es tan importante para mí como Alba lo es para tí, Leire es mi Alba, mi niña, mi apoyo, mi bitxita.

    No sé si hay alguna medida para el amor...kilos, palmos, pulgadas, millas, litros...
    no sé cómo se mide el cariño,
    sólo sé que al igual que Alba a tí yo quiero a Leire hasta el infinito y sé que ella a mí también así que os entiendo tita y sobrina y puedo ponerme en vuestra piel.

    Un abrazo enorme enorme para las dos y seguid queriéndoos así por favor.
    (Alba, no dejes nunca de escribir, alguien capaz de expresarse tan claramente con sólo 14 años tiene un don que pocas personas tienen)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre fiel y a mi lado...
      Cambia lo que quieras, cámbialo, Leire y Alba...de la mano.
      No hay medida del amor, hay manifestaciones del amor, sin más.
      Otro abrazo de las dos para ti.
      Un abrazo inmenso.
      Sue

      Eliminar
  8. A veces lo más duro de la vida trae lo más dulce para el corazón. Desde aquí quiero darte todas las fuerzas para la lucha, porque el amor ya lo tienes, (una sobrina así es de lo mejorcito para caminar) y eso ya es mucho para ayudarte en este dificil momento.

    Ánimo y adelante Sue.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre lo más duro de la vida trae lo más dulce del corazón, casi siempre.
      Gracias, Carmen.
      Todo estímulo trae fuerzas.
      Un abrazo
      Sue

      Eliminar
  9. Estoy llena de lágrimas sólo de leeros, pero me han dejado el cuerpo repleto de mucho bueno, todo lo que Alba y tú desprendéis. Amor, puro Amor, con mayúscula. Enhorabuena a las dos por teneros mutuamente!!!
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay que te debo una visita!!!!!!
      Sigue siendo una alegría cuando te veo, me acuerdo de "Mama Sue".
      Nos tenemos Alba y yo, y lo sabemos, es un tesoro para mí.
      Voy a ver si voy a tu casa, curioseo y me encuentro de nuevo.
      Otro abrazo
      Sue

      Eliminar
  10. No puedo entrar en el bolo,,
    solo daros un abrazo a ti y tu mami con todo cariño y
    deseando que las cosas sean tan buenas para que esa vida por
    delante sea maravillosa.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, siguen los problemas en el Bolo.
      Paciencia que todo llegará.
      Gracias siempre, siempre tienes para mí una palabra.
      Le doy tus saludos a mi mami.
      Ya queda menos!!!!!
      Un abrazo
      Sue

      Eliminar
  11. Hola guapa, paso para ver como andas y que tal las noticias, espero que buenas. La incertidumbre siempre rodeándonos...Un fuerte beso
    AFRICA04

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No las sé hasta el lunes, creíamos que nos las darían y los protocolos han cambiado y se la dan directamente a la cirujana que me ve el lunes.
      Ya lo sabréis por un lado o por otro.
      Un abrazo.
      Sue

      Eliminar
  12. Mi querida Sue, es muy hermoso este post, lo que te escribió tu sobrina y lo que has escrito tu; y que grande el amor que os tenéis. Desde que te leo y voy sabiendo de tus cosas no has dejado de asombrarme. Tu valor, tu fuerza, tu capacidad de amar, el modo en que encuentras la palabra justa para cada sentimiento y poco a poco, con ellas, nos abres por entero tu corazón, con tal generosidad, que a menudo, muy a menudo, no puedo seguir leyendo porque mis ojos se desbordan. Eres ejemplo de lucha y de entrega, eres ejemplo de vida. Eres ejemplo de saber templar el miedo y reducirlo y doblegarlo a un rincón donde ya no moleste, eres ejemplo de salir avante, capeando temporales y resultando más fuerte que al empezar la tormenta. Porque así te veo. Cuando esto acabe, y lo hará pronto, serás una versión aún mas mejorada de ti misma, más fuerte, y más sabia.
    Gracias por ser una vela encendida en la oscuridad.

    Si el cariño puede más que la medicina, vaya para ti todo mi cariño. Ánimo, que ya falta menos, y tienes toda una vida maravillosa por delante. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El comentario de abajo es para ti, se me olvidó darle a responder y sale como comentario aparte.
      Sue

      Eliminar
  13. Perdón por tardar en responder pero es que tengo tantas cosas que no acudo cuando quisiera a todas.
    Esa niña es mi niña, desde que nació es especial para mí.
    Tengo mucho coraje ante la vida, eso es cierto, pero también muchos momento de miedo, muchos...de todo se aprende y sé que aprenderé.
    Ya falta menos para terminar la primera parte de esta trilogía.
    Un abrazo
    Sue

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por favor, Sue, tu no tienes que disculparte por nada, faltaría más. Tómate el tiempo que sea. Yo solo es que me acordé de ti y pasé a saludar.

      Cuídate mucho, un abrazo.

      Eliminar
    2. Por cierto Sue, que no pasa nada por sentir miedo de vez en cuando, es algo normal. Verás, yo he sentido muchísimo miedo, durante mucho tiempo y a un nivel insufrible. Al punto que rezaba y pedía no sentir jamás miedo, que ese sentimiento desapareciera de mí, que Dios me lo borrara de mi “disco duro”, que fuera incapaz de sentirlo y que no volviera jamás por nada. Fíjate lo que te digo, no ya pedir salud sino pedir no sentir miedo! Estaba dominada por el, me hacía la vida imposible.

      Pero por lo visto resulta que además de ser normal es sano! Sano, figúrate! Yo no comprendía. ¿Qué va ha ser sano si yo ya no puedo más (protestaba)! Pues resulta que sí. Y de lo que se trata es de aprender a “gestionarlo”, para que no te domine. Y creo que eso tu lo logras de muy bien, al menos es lo que yo percibo desde el otro lado de la pantalla. Así que tranquila si de vez en cuando asoma las orejas, lo tienes domesticado.

      Ánimo, aguanta un poquito más, que ya pronto será agua pasada. Te envío “Kilos de cariño” vía express!

      P.D Este coment no requiere respuesta y mucho menos, prisa! (sonríe) emplea tu tiempo en otras cosas.

      Eliminar
  14. Se desprende tantísimo amor de las palabras que os dedicáis la una a la otra, que no hay nada que añadir.

    Son esas cosas que salen del alma, del corazón, y que ante esto, yo, personalmente, enmudezco.

    Aunque he estado un poco aislada del mundo, sabes que te quiero, y que siempre te he admirado, por tu lucha, tu fuerza, tu valentía.

    Enhorabuena por ser como eres, y espero, sinceramente, que nunca cambies.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacía tiempo que no te veía.
      Espero que todo vaya bien.
      Gracias por regresar
      Un abrazo
      Sue

      Eliminar
  15. Hola Sue, mi nombre es Rubén, soy amigo de Rut, hermana de Miguel Montoya Picón, ella me contó que tenías un blog en el que entrado, tienes mucho valor sabes, transmites tanta esperanza y futuro a los demás que haces que aprendamos muchísimo de tí. Este mundo necesita de tu persona, de la energía que transmites, esa que hace posible lo imposible. Te deseo de todo corazón una rápida recuperación.

    Un beso,

    Rubén

    ResponderEliminar

Escribe lo que quieras...

Loading...