lunes, 26 de diciembre de 2011

"El año que nos viene..."


Espero que sea el mejor, el de más ilusión, el que nos permita luchar por lo que queremos y volar alto.
Deseo para todos el de más tranquilidad, el de más certezas, el de más sencillez, el de más paciencia.
Os deseo a todos un precioso y feliz año 2012.
Con muchísimo cariño me siento a esperarlo que ya pronto viene...
Sue

miércoles, 19 de octubre de 2011

"Por fin..."


Pocas palabras me quedan que añadir...
¡¡Que estoy feliz como perdiz!!
Mil besos
Sue

martes, 6 de septiembre de 2011

"BERESHIT, EL ORIGEN..."



Si cierro los ojos e intento ser la protagonista de este libro maravilloso al que llegué por casualidad, confieso que no hubiera querido ser Yanira, sino Brían o German.
El verano ha sido tranquilo, apasionante y apasionado, relajado a la vez que lleno de actividad, sorprendente, corto, casual..
Inmersa en mi descanso, retomando antiguas lecturas, volví para terminar de perder los ojos en la primera parte de esta joya, "Bereshit, el origen".
Me llamó muchísimo la atención el título, fui rápidamente a buscar su significado y pude saber que detrás de esas letras, está el sentido de todo lo que se nos narra en esta fantástica novela: "...al principio".
Pues sí, al principio está esta muchacha tímida de pelo largo que me ha hecho saber que la ilusión y el talento pueden estar unidos en la misma persona, Iria Fariñas lo sabe, es mi mejor ejemplo para creer de nuevo en aquello que nos parece imposible.

En las páginas sale al encuentro una chica de quince años con capacidades especiales, con un don especial, así precisamente es como me imagino a la autora del personaje, que se empeña en saber la causa del mal que acecha a lo que mueve el universo, tiene fuerza, tiene mucha fuerza literaria.
La mente de Iria es prodigiosa, la tinta que sale de sus entrañas es curativa, sentir una pasión por lo algo, y una ilusión por todo, es vitamina para el alma de quienes creemos en la gente que cree. Esta chiquilla merece llegar a lo más alto, esta niña debería coger vuelo y regalarnos durante muchos años lo que lleva consigo, tantos, que me dé tiempo a compartir con mis nietos sus escritos. Mientras, aquellos que amamos las letras, se lo agradeceremos toda la vida.
Y no me resisto a coger un trocito del libro, copiarlo y pegarlo aquí, en este rincón, donde podáis leerlo y contagiaros de las ganas de vivir que lleva consigo esta grandísima escritora:

"Yanira no podía comprender cómo había podido vivir antes de conocerlo, porque ahora su vida giraba prácticamente en torno a él. ¿Cómo era posible que fuese tan perfecto?¿Cómo tenía esos ojos oscuros tan expresivos, ese aspecto descuidado y a la vez tan terriblemente atractivo, esa voz irresistible, arrulladora e insinuante al mismo tiempo?¿Cómo hacía para confortarla cada vez que la rodeaba con sus brazos? Él era su refugio. No, mucho más que eso: su vida..."

Todo esto y mucho más ha salido del alma de una joven de 15 años, para mí, desde el momento en el que la he conocido, la originalidad, la constancia, y la ilusión, tienen nombre de mujer, ese es IRIA FARIÑAS.
Un abrazo inmenso a quien puso su libro en mis manos.
Sue.

viernes, 29 de julio de 2011

"Volver..."



Ha sido tan bonito volver, me siento tan bien...
No imaginé nunca que mi vuelta este año a la ciudad de la luz pudiera haber sido tan maravillosa.
Ya desde España soñaré con sus calles de nuevo, cuando menos me lo espere...volveré.
Un abrazo.
Sue

martes, 12 de julio de 2011

"Fidelidad animal..."



Doce años estuvo entre nosotros.


Mis sobrinos nacieron y él ya estaba en casa. No permitió ni un mal gesto de nadie hacia ninguno de la familia, guardián fiel y corazón noble tenía nuestro "Max."


La fortaleza y belleza de un animal no tienen límites ni explicación. Ha sido uno más, ha sido bueno, generoso, callado y obediente, prudente y lindo, muy lindo.


Tenía un gran pasado, estaba amaestrado y obedecía órdenes perfectas, pero cuando más me gustaba era en los momentos en los que se le olvidaba que era un perro adiestrado para la exhibición, y se mostraba con las patas libres, como de andar por casa.


Cuando mi sobrino el pequeño nació, no se movió de su lado, cuando aprendió a andar aguantó la persecución de un bebé que solo tenía ganas de jugar.


Fue compañero fiel de la familia, de mis niños sobre todo.


Muchos premios le avalaban como campeón,como el mejor de su raza, para mí, lo mejor de él ha sido el de poder que tuvo para velar por los míos, los niños de mi alma, de esos a los que tanto quiero, cultivando su paciencia y sacando su lado más dulce.


Max nos dejó, pero para mi familia, sobre todo para los más pequeños, queda el saber que un gran animal nos acompañó durante un largo periodo de nuestra vida.


Todo sigue, todo avanza, no se quedárá nada estancado, ni siquiera el olvido, pero todavía se me encoge un poquito el alma cuando el pequeño de la familia, me mira de frente ,y me pregunta:


"Tita, ¿los perros van al cielo?"...


Un abrazo


Sue


domingo, 19 de junio de 2011

"Descanso..."


Necesito unas vacaciones.
Ya queda menos...
Besos
Sue

sábado, 7 de mayo de 2011

"Y no se me olvidará..."


Ese día no estaba yo sola, pero no se me olvidará nunca...
Se acabó tu sufrimiento, descansa allí donde estés.
Sue

martes, 19 de abril de 2011

"Mañana..."


Mañana no sé si estarás debajo de esa imagen o no podrá ser.
No sabemos si la lluvia dejará espacio a que, una vez más, como cada año, pongas tu esfuerzo para salir por las calles de nuestra Málaga, la misma que te vio nacer aquel Septiembre de no recuerdo cuándo.
Me viene a la cabeza la primera vez que te vi en Martes Santo, no hablabas, no cruzabas palabra con nadie mientras ibas debajo de los pies de la cruz, miraste, y esa sonrisa de medio lado que te sale cuando algo te gusta se te vio tímida.
Mañana mirarás al cielo, quizá yo miraré con más insistencia que tú, sabes de mi pasión por esta tradición, sabes que me gusta andar por las calles sin prisa, y que voy buscando todo lo que me huela a infancia feliz en primavera.
Mañana me buscarás en cada rincón, yo iré a tu encuentro, al tuyo y al Suyo, pero no sé dónde será esta vez, no sé en qué lugar giraré de repente y nuestras miradas se cruzarán.
Mañana mirarás todos los gestos, todas las caras y esquinas por las que pases, en una de ellas, en la que menos te esperas te esperaré yo, quizá donde nunca imaginaste.
Mañana será un día nuevo, será un día de tradición y recuerdo, miraré tu hombro cansado y una sensación hermosa recorrerá mi cuerpo, tu perfil bajo trono es de las imágenes más bonitas de la Semana Santa, de esta, de la que conozco desde que tengo uso de razón, de la que vivo y revivo cada año, ésta que nunca cambiaría por otra.
Mañana es Martes Santo, Martes de Cristo de la Agonía, y María Santísima de las Penas, con el manto cargado de flores, y con un olor que el que lo siente ya no lo olvida.
Mañana serás hombre de trono...si la lluvia no nos moja los sentidos.
Te esperaré.
Sue


lunes, 11 de abril de 2011

"Vuelta a casa..."


¿Por qué ahora y no en otro momento? No lo sé. Quizá porque es justo el instante necesario y preciso.
Cerré este blog por falta de tiempo, el tiempo sigue sin estirarse, pero intentaré acudir a mi rincón, vuestro también, cada vez que sienta que tengo algo que decir.
Hoy vuelvo con una foto de uno de los viajes más hermosos de mi vida, por la compañía y por el lugar.
Por encima del Círculo Polar Ártico anduvieron mis pies, y en el alma llevo todo lo vivido en esa semana.
Ni siquiera el frío pudo hacer que se congelara el corazón.
Bienvenidos de nuevo a esta casa.
Comenzamos, juntos, si queréis, otra etapa...
Un abrazo inmenso.
Sue

martes, 8 de febrero de 2011

"Cerrado por descanso del personal..."


Gracias a los muchos que me acompañasteis, a los que entendisteis, a los que aportasteis vida y experiencia para que yo pudiera aprender.
No es un adiós, simplemente un descanso de ideas y de forma de vida.
No puedo ser fiel al espacio que creé y para dejarlo desatendido...mejor así.
Un abrazo a todos y más adelante nos veremos de nuevo.
Con inmenso cariño.
Sue

sábado, 22 de enero de 2011

"Sí creo..."


Estoy completamente segura de que volveré a subir a lomos de Melocotón, y no tardaré demasiado. Hoy más que nunca mi convencimiento es pleno, absoluto, certero, no cabe en mi cabeza otra opción. No es la ley física, ni la orgánica, ni la química, la que me va a devolver la seguridad, es una mezcla de todas, con el ungüento más potente que existe: la capacidad de entender la emoción, más la necesidad de no perder la ilusión.
Esto es imposible sin las manos de una gran profesional del mundo de la medicina que me aporta confianza y paciencia,así, nada más hará falta para llegar al lomo de un caballo.
Gracias al eslabón, a la que sirvió de puente entre una necesidad y unas manos que sanan, no habrá tiempo suficiente para darte las gracias.
Sí creo, de manera fiel, creo, como ya os he dicho más arriba...más que nunca.
Un abrazo a todos.
Sue

lunes, 10 de enero de 2011

Loading...