lunes, 15 de noviembre de 2010

"Camino de Ocaña..."


Hace unas horas Mercedes despertaba mi estado de medio sueño con un post que me dejaba sin recursos humanos.

Fui a internet, busqué, vi las entrevistas, miré a los ojos a esta mujer, y hoy por hoy me pongo de su lado y envío esta carta al Juzgado de Ocaña donde se ha cometido tan sublime injusticia.

Si alguien quiere, si lo veis oportuno, si os facilita el envío, os dejo escrito lo que yo he enviado al Juzgado esta mañana por si os queréis unir a la petición.

Sé que la justicia se mueve con pruebas, sé que todo es más complejo de lo que parece, sé que muchas veces lo legal supera la realidad, pero en este caso no puedo quedarme esperando a ver cómo una mujer intenta suicidarse por tercera o cuarta vez pensando que está todo perdido.

Sólo tenéis que escribir lo que penséis, o copiar esto mismo, imprimir y enviar a la dirección que os dejo a continuación:

Juzgado de primera Instancia. Instrucción nº1.

Plaza Gutierre de Cárdenas s/n

45300 Ocaña (Toledo)



A/A Ilustrísimo Señor Juez.

Málaga 15 de Noviembre de 2010,

Muy Señor mío:

Soy una ciudadana que se ha hecho eco de la alarma social ante el caso de la Señora Verónica Fernández Gregorio, llevado por la competencia de este juzgado al que me dirijo, en el que se condena a la citada a cumplir 15 días de trabajos en beneficio de la comunidad por llamar "violador y abusador" a su padrastro en un SMS después de recibir una llamada amenazadora de éste.

Por este medio solicito a usted que sea revisada la sentencia y que se celebre un juicio que fue pedido, tal y como ordenan los cauces oficiales, en el año 2007.

Los informes periciales firmados por los psiquiatras que atienden a Doña Verónica, afirman de manera rotunda que fue víctima de abusos sexuales de manera continuada y reiterada cuando contaba con la edad de siete años hasta que cumple catorce, por lo que me parece irrisoria la condena que imputa a la señora Fernández por utilizar las palabras “violador y abusador”.

No hará falta describirle las barbaridades por las que ha tenido que pasar esta mujer, entonces niña, para que la justicia por lo menos le dé la oportunidad de sentar en el banquillo a quien es acusado de manera firme de haber maltratado y abusado de una menor. Si usted se lo permite y obra con justicia, ella misma se lo relatará de manera detallada, y espero que le queden fuerzas para llegar al final de la narración. Creo que todo ciudadano tiene derecho a ser escuchado, principio que, por lo que sea ,no es llevado a cabo en el Juzgado del que es portavoz.

Creo firmemente que existe un riesgo social, en todo su contenido, permitiendo que este señor siga manteniéndose en libertad, por lo menos debe concederse la oportunidad a la señora Fernández de declarar en contra del acusado.

Mi escrito, desde su inicio hasta su final, se apoya en informes de profesionales que avalan sin duda alguna que esta mujer fue víctima del abuso continuo por parte de su padrastro, estos informes deben tener el peso suficiente para probar los hechos que se reclaman.

Le pido por favor que proteja a toda víctima de abusos sexuales, (que con su actitud actual no deja opción a que así sea), juzgue al acusado con la máxima sentencia posible, y devuelva a esta señora la confianza necesaria para emprender una vida normal.

Sin nada más que añadir, le saluda atentamente

Susana García del Cid.




Loading...