lunes, 11 de enero de 2010

Bueyes y tortugas...





No es mi hora de escribir, es hora de estar durmiendo, pero la vida es imprevisible y mi cuerpo y mis ganas también.Tengo una amiga, una gran amiga que desde el día en el que me dijo: “Vamos adelante”, en vez de “ve tú adelante”, me robó el alma, esta que me queda en días en los que pienso que todo podía ser diferente.Ella es un buey, es un animal que es capaz de tirar de quien no tiene fuerza para llegar al límite de lo que se plantea. Saca valor de donde no lo hay, y no lo saca para ella, que también lo hará cuando le haga falta, pero esta vez me lo hizo llegar y taladró mis sentimientos.Un buey es el que arremete contra todo imprevisto, un buey es el que por encima del mandato saca energías y las da por llevar a otro adelante, un buey es el que se le olvida que sobre su cuello pesa un yugo, lo suelta y ofrece su fuerza para envestir contra lo que la vida irremediablemente ofrece, aceptar no es fácil, con ella lo es.Es mi amiga, y la quiero. La quiero porque no se lo pensó dos veces, cambió el “tú” por el “nosotras”, y no hay nada que calme más un corazón cansado que escuchar en primera persona que hay alguien dispuesta a perder parte de sus fuerzas por ir a buscar al que se cansó.


La tortuga soy yo, pero no una tortuga normal, no. Una tortuga que ha aprendido que las metas no se planean a grandes escalas, sino en pequeños pasos. Si hoy venzo un minuto de angustia, es un minuto de gloria, eso me lo enseñó el gran buey que está dispuesta a tirar del carro. Esta tortuga sabe que llegará, le hará falta más tiempo, porque sabe que no es infalible, que de caídas también está hecho su camino pero una y mil veces que caiga, remontará.Me dijo un día algo que guardaré para siempre: poco a poco, minuto a minuto, un minuto que puedas vencer es un minuto ganado.No habrá tiempo para agradecer esta fuerza que me transmite, no hay tiempo para ser yo quien asuma el arado y tire por ella, no sé cómo decirle que para mí la vida es esto, encontrar tesoros que se guardan eternamente.Sí, siempre fui mujer de lucha, sí, en cuatro años flaqueé muy poco, pero ha bastado un solo desliz para saber que no caigo sola. Caeré mil veces, y otras mil levantaré.La vida merece la pena, y la merece porque encuentras en el camino personas que olvidan su ego para pasar a coger fuerte las riendas y tirar de ellas. Ojalá se lo pudiera devolver en algún momento, ojalá me revista de liebre libre y pueda ofrecerle ímpetu para seguir allá donde le duela, siempre me tendrá cuando le duela.Hoy, me quedo con la sensación maravillosa de sentir que en esta lucha de la vida nunca se camina solo, nunca, por mucho que la noche se haga larga, por mucho que el cansancio llegue, por mucho que con 32 años tenga la sensación de que he vivido demasiado y ya toca sentir otras cosas. Tengo las que tengo, no las desprecio, tan solo vivo y siento que nunca está todo perdido, y cuando parece que nada tiene sentido aparece una fuerza que resucita lo que no fue capaz de salir de mí misma.Gracias, amiga, gracias, y aunque te eche de menos has sabido marcar momentos en los que jamás sentí que esta guerra era luchada por una débil como yo que, aunque ahora no lo vea, conquistará el océano tan deseado, ése al que llegan las tortugas cuando tienen ganas de vivir.


Un abrazo


Sue

26 comentarios:

  1. Querida Sue, no existe mejor manera de dar las gracias a una amiga, puedes estar segura.

    Quiero que sepas que me uno,sin dudar, a ese yugo, y asi, además de tirar con fuerza, me seguiré maravillando y aprendiendo con tus palabras....
    "si hoy venzo un minuto de angustia, es un minuto de gloria"

    Siempre-lapuerca.

    ResponderEliminar
  2. Sue ,no te rindas,y piensa en tu amiga ,que te da fuerza para seguir ,tienes muchas personas que estan contigo,yo desde aqui,me uno a ellas,quiero que te llego mi deseo de que continues de estar con nosotros ,yo te scho de menos cuando no escribes,cada una de tus palabras es una leccion para mi,gracias Sue,por estar aqui,te busco en tu riconcito,y leerlo me conmuebe.Un abrazo muy fuerte.

    menchu_

    ResponderEliminar
  3. Aquí tienes a otra más para empujar de ese yugo.No estás sola, adelante!

    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Un abrazo fuerte, siempre.

    BEGUS

    ResponderEliminar
  5. desde mi lugar dificilmente pueda ser un buey q tire de ti o de cualqiera pero t puedo asegurar q no dejo a nadie q deje de luchar como yo suelo hacer a menudo

    no creo q seas una tortuga, a paso leta se llega igualmente a cualquier sitio siempre q lo desees de verdad, solo te pido q no pares y continues, no dejo d kminar tras d ti para seguir aprendiendo, animos!!!

    ResponderEliminar
  6. Querida Sue, qué suerte que esa amiga te robara el alma, pues es la parte del ser que cuando se llega a ella la unión no conoce distancias, ni tiene límites y además se quiere de una forma difícil de explicar, uno ya sabe que está y es una locura de amor vivir así.
    Verili+

    ResponderEliminar
  7. "Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes", esta frase la tengo de cabecera en mi blog, pero hoy te la regalo junto con mis fuerzas para tirar a tu lado de ese yugo, como dice tu amiga VAMOS ADELANTE, aunque pienses ahora que eres una tortuga pronto te convertiras en buey, tu fuerza es espectacular, no lo demuestras día a día. Siempre siempre a tu lado para lo que quieras.

    Un abrazo de los apretaos mi niña.

    ResponderEliminar
  8. CIERTAMENTE, ERES UNA SEÑORA DE LOS PIES A LA CABEZA, NUNCA TUVE DUDA, LO CONSEGUIRÁS.

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantando mucho tu entrada, seguro que esa amiga tuya estará superagradecida con vosotras. UN besote grande y cuidate mucho.He dejado un regalito para vosotras y espero que lo traigas para tu blog. Muak

    ResponderEliminar
  10. Hola ni niña:

    Que suerte tiene esa amiga tuya, porque solo leer como hablas de ella da envidia.

    Ahora estoy saliendo de un pozo, por eso solo te voy a decir, que estoy contigo, a tu lado, siénteme.

    Un beso de chocolate.

    Geli.

    ResponderEliminar
  11. Recuerda que las tortugas, aunque lentas son tercas y resistentes y viven mas que nosotros. No esta mal ser una tortuga ¿no?. Te acompañamos, un beso.

    ResponderEliminar
  12. Hola Sue, sabes?, yo te veo más un buey que una tortuga.
    Te veo fuerte y que además, tiras de tu fuerza para ayudar a otros, no te veo tortuga.

    Mira hace poco fui al neumólogo y al entrar me preguntó que qué tal estaba y le dije que estupendamente.
    Me miro extrañada, le dije que seguro que había poca gente que le decía eso – ninguno – (me lo dice).
    Miró las pruebas que me habían hecho y me dijo que en las pruebas los resultados no eran tan favorables.
    Yo le conteste que daba igual pues yo me sentía bien.
    Toda mi vida he querido decir esto!!! Estoy estupendamente, independientemente de mi estado de salud ( bueno, de salud tampoco estoy tan mal, eh!, pues no tengo dolores ni malestares grandes).
    Por supuesto que hay casos peores que el mío y eso fue lo que le dije al medico.

    Cómo bien sabes he tenido una depresión que me ha durado años, me costo salir de ese pozo y ahora, solo tengo agradecimientos.
    Me siento muy afortunada.
    Por naturaleza siempre he sido negativa, eso de “piensa mal y acertaras “era como un lema para mi, ahora lo he cambiado por “piensa bien y acertaras “y si no sale así, es que una enseñanza entraña.

    Digamos que no es que me sienta súper feliz y esas cosas, no.
    Mi lucha se ha visto mas encaminada hacia buscar el bienestar en los lugares en que ni un naufragio podría arrebatarme lo conseguido.
    Me siento en paz y eso, no tiene precio.
    Siento un agradecimiento muy profundo pues pienso que la vida me ha dado una segunda oportunidad. Ya no anhelo tantas cosas con las que soñaba, no, para nada quiero atarme a nada, ni siquiera a mis sueños, pues todo puede ser tan efímero…
    Una vez leí que nada permanece excepto el cambio, que todo esta en continuo movimiento y que a veces, lo que antes no podíamos ni ver, con el tiempo puede que lo veamos hasta lo mejor del mundo. Quien sabe…

    Espero tu pronta recuperación, un abrazo muy fuerte.

    Menta.

    ResponderEliminar
  13. Mi niña, vengo del Bolo y te he leído allí. Te he escrito, pero por si no entras hoy por allí y no puedes leerlo, aquí te lo copio y pego.
    Millones de besos preciosa.


    He entrado hoy aquí, después de varios días sin a penas entrar ni leeros y me he encontrado con un escrito que me ha creado desde la primera palabra que he leído un gran nudo en la garganta.
    Querida Sue, sabes lo que te aprecio, sabes que siento que eres especial, que eres fuerte, que eres alguien que al leerte, me llenas de fuerza. A ti hoy te duele Sofi, a mí hoy me dueles tú. Ojalá pudiera hacer algo por ti, ojalá pudiera hacer algo por vosotras. Pero ahora mismo, lo único que sí se que puedo hacer por vosotras es mandaros a ambas un abrazo bien fuerte, un montón de montones de energía. Siento que os hacen falta y allí van.
    Linda Sue, tú misma has escrito esto: “…porque el cerebro es poderoso y obediente…” Yo ahora quiero que esta frase escrita por ti misma en este rinconcito, la tengas cada día presente, en todos los momentos en que te sientas desfallecer, en todos esos momentos en que “tropezamos” o incluso caemos, tenla presente mi Sue, yo la tendré también. Aquí te alargo mi mano, de todo corazón.

    Besos a montones.

    ResponderEliminar
  14. Querida Little:

    Leí ayer lo de Sofía y no encuentro las palabras adecuadas que alivien tu dolor ni siquiera sé qué decirte en estos momentos. La vida no es fácil y menos aún cuando vives con una enfermedad y estas cosas me llenan de rabia e impotencia. Sé que eres fuerte porque lo transmites en tus palabras, pero ayer tu miedo transpasó los límites a los que me tenías acostumbrada y me dejó tocada,no he podido evitar que resbalaran algunas lágrimas por mis mejillas. Ayer te sentí como nunca, no sé si tendrás fuerzas, pero conociéndote (sólo un poquito), supongo que las sacaras de dónde sea para tirar de ese yugo que le ha tocado vivir a Sofía, aunque tu camino sea lento. Me da igual que seas tortuga o buey (para mí son igual de fuertes, una con su constancia y otro con su terquedad), eso me da igual, lo único que espero y deseo con todas mis fuerzas es que las dos lleguen al tan deseado océano donde todo es posible, TODO!!!.
    Un abrazo enorme a las DOS.

    SEGUIMOS...
    OhSole

    ResponderEliminar
  15. LA MALA RACHA

    Mientras dura la mala racha, pierdo todo. Se me caen
    las cosas de los bolsillos y de la memoria: pierdo llaves,
    lapiceras, dinero, documentos, nombres, caras, palabras.
    Yo no sé si será gualicho de alguien que me quiere mal y
    me piensa peor, o pura casualidad, pero a veces el bajón
    demora en irse y yo ando de pérdida en pérdida, pierdo
    lo que encuentro, no encuentro lo que busco, y siento
    mucho miedo de que se me caiga la vida en alguna distracción.

    EL MUNDO

    Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia,
    pudo subir al alto cielo.
    A la vuelta contó. Dijo que había contemplado desde
    arriba, la vida humana.
    Y dijo que somos un mar de fueguitos.
    -El mundo es eso -reveló- un montón de gente, un mar
    de fueguitos.
    Cada persona brilla con luz propia entre todas las
    demás.
    No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos
    chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de
    fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego
    loco que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos
    bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la
    vida con tanta pasión que no se puede mirarlos sin parpadear,
    y quien se acerca se enciende.

    Eduardo Galeano.
    El libro de los abrazos.

    ----
    Sue, te traslado toda mi energía con estas palabras sacada del libro de los abrazos. El miedo nos paraliza, pero la pasión que le ponemos a aquello que queremos nos devuelve a la Vida.
    Tú tienes mucha Luz, así que ánimo, aunque estoy triste no puedo quedarme de brazos cruzados ante una batalla que no considero que esté perdida. La libraremos entre todos, desde aquí dejo encendida mi pequeña lámpara como muestra de apoyo y ánimo a otros tantos que se unan para entre todos los fuegos, grandes y pequeños, podamos alumbrar a Sofía y a Tí en las noches de penumbra.

    Un fuerte abrazo,
    OhSole

    ResponderEliminar
  16. Paso a dejarte un abrazo de oso de los grandes solo para ti. Mil besos preciosa.

    ResponderEliminar
  17. Sue,
    cada vez que entro a verte lo hago con el corazón algo encogido. Tus palabras siguen emocionándome. Cómo no va a ser así si están llenas de un tremendo sentimiento!! Y te muestras tan humana ... tan cercana ... tan fuerte ...
    Te cojo prestadas, si me lo permites, las palabras de Eduardo Galeano, que me parecen tan bonitas ...
    Creo que OhSole ha hecho muy bien dándotelas a conocer. Y creo también que a mi me reconfortarían.
    Gracias a las dos por dármelas a conocer a mí.
    Te envío un beso enorme.
    PD: Sigo aquí, contigo.

    ResponderEliminar
  18. Gracias por tu comentario en mi blog el otro día. Por supuesto que tu abrazo me sirve, y quizá, teniendo en cuenta lo que estás sufriendo en tus propias carnes, me reconforte más que ningún otro. Sigues siendo mi punto de inflexión, y un referente admirable para mí. Espero que estés bien, o , al menos un poquito mejor. Un beso gordote gordote

    ResponderEliminar
  19. Y tu dices... para mi la vida es esto, encontrar tesoros que se guardan eternamente...
    Cuando se encuentra un Tesoro tan especial, eso queda sellado para siempre en el corazón, porque lo grande de la vida, son esos tesoros que nos regala, sin pedirlos, sin esperarlos, se sienten...llegan y ya no podemos olvidarnos de ellos, porque como un bello milagro quedan para siempre en el corazón...y ahí viven, laten siempre, duelen siempre, se sienten siempre...para siempre y nada puede borrarlos, nada. Te abrazo Tesoro Sue.
    Jacquie.

    ResponderEliminar
  20. Hola Sue.

    En este momento me apetecia dejarte un Abrazo,no un abrazo cualquiera no,un abrazo cruzado especial solo para ti.
    Deseo de corazón que lo recibas con el calor inmenso que te lo doy.

    Sigo aqui,espero que no lo olvides.

    Besitos May.

    ResponderEliminar
  21. Gracias Sue, lo que no consigo entender es esa envidia que despierto, esa inquina hacia mi persona, no me desanimo, pero cuando no entiendo algo me desespero, y más sin haber dado motivo, pero bueno, allá cada uno. Con corazones como el tuyo, merece la pena seguir. y repito, muchas gracias de las de verdad, de las que nacen por dentro.

    Un beso y un abrazo muy fuertes

    ResponderEliminar
  22. Hola cielo:

    Se que no tienes mucho tiempo, pero solo te queria decir que espero que ese dolor se te haya mitigado un poquito y que te encuentres bien.

    Un beso de chocolate.

    Geli.

    ResponderEliminar
  23. Pues te estoy leyendo desde el sofá.
    Ya sabes, aquí estoy.
    R

    ResponderEliminar
  24. "no hay nada que calme más un corazón que el sentir que alguien está dispuesto a perder parte de sus fuerzas para dárselas a uno", más o menos es así la idea. Qué verdad. Como tantas que expresas y que te identifican y nos permiten identificarnos en mayor o menos medida. Eres buena amiga mia, has sufrido y has crecido, demasiado joven quizás...pero tu vida no será de las que pasan sin pena ni gloria, tu vida ya es una VIDA con vida. Gracias por ser buena, por ser tan buena. Que Dios bendiga tu existencia.
    R.

    ResponderEliminar
  25. no te conozco, pero mira, tu escrito y los comentarios que leo me dan fuerza para seguir adelante con la vida, todos somos uno solo, por eso sentimos esa necesidad de ayudarnos o estar al menos espiritualmente apoyandonos, me alegra y calma observar que hay seres humanos con amor natural hacia los otros, que no todo esta perdido.

    ResponderEliminar

Escribe lo que quieras...

Loading...