miércoles, 25 de febrero de 2009

"Esperándote"


Querida Mamá:
No has llegado todavía y ya te estoy esperando. No sé si los bebés venimos de una cigüeña que nos trajo en su pico, de un huevito que se plantó, de una barriga que se puso grandota o de las ganas de dar amor y salvar una vida de una mujer como tú.
Todavía no nos hemos visto y ya me hace ilusión saber que existes en algún lugar de este mundo. Aquí todo es muy difícil, he oído a la abuela decir que no sabía si hoy podríamos comer, pero, ¿sabes?, hoy supe que una mamá, la mía, tú, está buscándome con todo su ímpetu para hacer que nunca más tenga frío ni pase hambre.
No sé cómo es tu pelo, ni cómo son tus ojos, ni tampoco sé si mi hermana me dejará jugar con sus juguetes, pero sé que todo eso dará igual porque lo que me hace saltar de alegría es saber que tu alma, sin saberlo, ya es parte de mí, y que yo soy parte de ti.
Desde el momento en el que renunciaste a quedarte cómoda viviendo para ti y para la “gorda” y elegiste que podías dar calor a un bebé de nuevo, desde ese momento pensé que era muy afortunad@. ¿Sabes por qué?, porque quieres venir a buscarme. Quieres sacarme de este mundo y llevarme a tu vida, eso es un regalo que no todo el mundo hace, ya te lo dije, soy muy afortunad@.
No te lo creerás pero ya te estoy esperando, y cuando te vea llegar, aunque tengamos que tener un poquito de paciencia, sabré que eres tú, porque los ojos con que me mires serán los del corazón, ése que te trajo hasta mí.
El rumor del viento me ha hecho llegar que te llaman POCHE, es divertido, me gusta. Pero sin duda alguna, tu nombre es más bonito, AURORA, como la primera luz del día, eso eres para mí, la primera luz de mis días.
Haz lo posible por venir a por mí, que yo te prometo estar esperándote, con la certeza de saber que en algún sitio de este mundo: YA TENGO UNA MAMÁ.
Te quiero



Para ti, Aurora, por ser tan valiente y dar lo que tienes donde no hay.

Un abrazo.

Sue

sábado, 21 de febrero de 2009

"La inocencia de un niño."


Él no lo sabe…
Él no sabe que mis piernas, llegadas a este punto de la semana que he tenido de ir y venir, no tienen ganas de andar por mucho tiempo. Él no sabe que el cansancio que acumulo no es de jugar al tenis. No sabe que daría lo que fuera por pasar un sábado tranquilo entre sábanas y cojines a merced de mi voluntad, no lo sabe.
Él no sabe que necesito del campo y mis paseos para acrecentar mi adrenalina, no sabe por qué hoy hablo bajito, y no es porque no quiera hacer ruido, es porque gasté la voz en estos días. No tiene ni idea de que me quitaba los zapatos sin pensarlo y pasaría horas muertas descalza sin motivo alguno. Ni se imagina que quisiera cerrar los ojos de nuevo y completar esas ocho horas de sueño que nunca cumplo. Intuye que mis movimientos son lentos, y me coge de la mano, me lleva a la cocina, me anima a desayunar diciéndome que la leche es buena para mí, porque él tiene que tomarla para llegar a la canasta de baloncesto. No entiende por qué no pego un salto de la cama con energía y recojo mis zapatos, que anoche quedaron uno frente del otro sin orden alguno. No entiende por qué no es capaz de mantener todavía el equilibrio en su bicicleta, sin ruedas pequeñitas a los lados, cuando su amigo Nacho ya lo hace. No entiende que el ritmo y el aprendizaje de cada uno tienen su tiempo.
No entiende por qué, si anoche los dos nos dormimos a la vez, él salte y corra por la casa y yo no. Tal vez por eso se pase todo lo que queda de mañana detrás de mi gato, el pobre gato sí tiene velocidad, lo que no sabe es cómo esconderse de un niño con ganas de juego.
Él sólo sabe que hoy es el gran día. Sabe que vino a mi cama a despertarme para prepararse para el gran espectáculo al que vamos juntos esta tarde a Nemo, en una danza sobre patines…Sólo entiende que su ilusión no va más allá de lo que está viviendo ahora mismo. Las horas son lentas para él, necesita que el tiempo corra para salir de casa y yo que se pare para permanecer en ella.
Él no sabe que su tía desea saber de Lisbeth Salander y olvidarse del mundo.
Pero hoy yo sí sé algo, cada vez que lo miro me lo recuerda, y me hace poder vivirlo en muchas más ocasiones de mi vida, no todas, gracias a Dios, porque también yo necesito de ese espacio ansiado. Pero hoy no.
Hoy él no sabe que para mí el ombligo es sólo una marca que se queda en nuestro cuerpo para hacernos recordar de dónde vinimos, a quién debimos la vida y quién nos la regaló. Sólo de eso me sirve el ombligo hoy. No me sirve para mirarlo eternamente y contemplarlo horas y horas. Él no sabe que me ha enseñado que para mí ese agujerito que se nos queda marcado no sirve para mirarlo continuamente. Prefiero levantar la cabeza, mirar de frente, olvidar lo que mi cuerpo ansía y ver unos ojos verdes maravillosos que están gritando: quiero pasar mi día contigo. Entonces, y sólo entonces, soy capaz de ponerme las botas de gato que recorre mil leguas, saltar por encima de mis sabanas, comer por encima de mis ganas, salir a pesar de mi cansancio y darle a él lo que no estoy dispuesta a perder por nada del mundo, no me quiero perder su vida, ni la mía, ni el poder compartir lo que soy, sólo por mirar hacia el centro en vez de hacerlo de frente. Si subo la cabeza y veo lo que hay enfrente de mis ojos, se acabaron las derrotas y empezaron los retos.
Así que hoy, con mis zapatillas rojas y mis tejanos más viejos, llevaré a mi sobrino a que disfrute de una tarde que sé que para él será inolvidable. Y una vez más, lo que él no sabe, es que consigue hacerme mirar de frente. Me rindo ante la inocencia de un niño que, con 5 años, me recuerda lo importante que es dejar de sentarse a lamentar y empezar a caminar juntos, de la mano. Hacia el océano azul de Nemo, ese pez que se perdió y que sólo el coraje y la fuerza de su padre, consiguieron traerlo de nuevo a casa.
Estoy convencida de que será una tarde inolvidable.
Sue

domingo, 15 de febrero de 2009

"La mirada de la fe."


Nunca entenderé lo que viene impuesto sin ser vivido. Nunca querré para nadie lo que ese nadie no quiera vivir. No sabré decir qué es lo cierto o lo incierto, porque cada corazón alberga un sentido por el que late. Nunca le podré decir a un amigo que está equivocado por lo que siente, ni a un amigo ni a un enemigo, por lo que diga, quizá sí, pero nunca por lo que sienta.

La fe no es más que el creer, cada uno en lo que quiera, por encima de tus fuerzas. Tener la certeza de que sin esfuerzo sobrehumano las cosas pueden pasar si están hechas con entrega. La fe es verse fuerte ante lo que no crees que jamás podrás saltar, porque hay algo, dentro de ti, que lo empuja. La fe es ciega cuando se ha mirado hacia atrás y se han visto muros ya caídos. Pero a la misma vez es frágil, y se pierde. Perdemos la fe en uno mismo, en el otro y en lo que nos sobrepasa. Eso no es malo, sólo hay que encontrar hacia dónde laten nuestros sonidos, hacia dónde va la flecha que nos guía, pararme a ver en qué punto me perdí y seguir adelante. ¿Dónde me apoyo?, ¿dónde me sujeto?, eso cada uno que lo cultive, que lo interiorice y que lo piense. Y un motor no es mejor que otro, es el de cada uno y si sirve para dar pasos adelante, pues serán válidos. Lo único que estropea, nos hace tambalearnos y hasta caer de bruces es el miedo, y por ese miedo es por lo que nos hacemos daño. Siempre hay que vivir sujeto a lo que el alma susurra, siempre, y entonces, el viento y la marea más fuerte que puedan soplar, no conseguirán hundirnos. Vivir de la mano de aquéllo que nos mueve es lo que nos mantiene. Cada uno buscará su forma y su camino.

Os dejo esta foto maravillosa de eta pequeña gran mujer que entregó sus manos, sus pies, su vida, por aquéllo en lo que creía, y no era precisamente una creyente aférrima. Si leéis algo de su vida veréis que dudaba de la existencia de Dios casi todos los días. Pero lo que la hizo grande fue la fe en el AMOR sin esperar nada a cambio.


SÓLO TU FE HARÁ QUE SIGAS ADELANTE CUANDO TE ENCUENTRES ANTE UN MURO,QUE TE LEVANTES CUANDO CAIGAS O QUE LO INTENTES OTRA VEZ CUANDO FRACASES,PORQUE LA FE MUEVE MONTAÑAS,NO LA FE CIEGA DEL QUE SE NIEGA A COMPRENDER, DEL QUE NO SABE Y SE CONFORMA CON NO SABER ESO NO ES FE, ESO ES CEGUERA,SINO UNA FE DE HOMBRE Y MUJER QUE BUSCA Y LUCHA POR SUS SUEÑOS,UNA FE ACTIVA,FE DE VIDA Y DE ESPERANZA,FE EN TI MISMO Y EN LOS DEMÁS,EN SU NOBLEZA,EN LA VERDAD DE SUS RAZONES Y HASTA EN SUS BUENAS INTENCIONES,FE EN ESA LUZ DEL NUEVO DÍA Y EN SUS PROMESAS Y ALEGRÍAS,EN LA BONDAD,EN LA JUSTICIA,EN ESTE MUNDO Y EN EL OTRO,EN EL DIOS TODOPODEROSO Y EN EL AMOR QUE TODO LO PUEDE,FE EN LO IMPOSIBLE SI ES HERMOSO,EN EL FUTURO,EN EL PRESENTE,EN QUE NO HAY MAL QUE SIEMPRE DURE,EN CUALQUIER CASO,SOBRE TODO Y FRENTE A TODO,FE. (letra narrada por Jesús Quintero)

Feliz día a todos.

Sue

martes, 10 de febrero de 2009

"A ti, mi compañera de camino..."


No será todos los días, ya os digo que el tiempo me come y que debo parar el ritmo porque ahora que tengo fuerzas de león no quiero gastarlas todas de golpe. Quisiera pasarme por los blogs, saludaros, leeros...¡¡¡pero me come el tiempo y las horas a las que entro son estas!!!, tened paciencia conmigo...
Pero escuché hoy una voz que me ha llegado al corazón. Una voz de alguien que ha compartido casi media vida conmigo en alma y amistad. Que supo si el sabor era amargo o dulce sólo con mirarme a los ojos. Que supo leer más allá de mis pensamientos y acertar casi siempre. Ese ser especial hoy anda por tierras de cigüeñas y campanarios, dando la vida, gastándola sin sentido aparente. Fuimos caminantes del mismo sendero, hicimos juntas varias veces el Camino de Santiago, y recuerdo, como si fuera ayer, que poco antes, muy poquito antes de caer enferma, sobre una piedra y con los pies derrotados, saqué mi libreta, me dejé llevar por las palabras y salió un pequeño párrafo, muy pequeño y humilde, pero los que me conocen saben lo que supuso para mí ese Camino de Santiago, ese tiempo y ese día.
Aquí os lo dejo. Y a ti, mi amiga del alma, desde donde estés, recibe mis manos, que sabes que siempre fueron lazos unidos a los tuyos.

"Mi alma vaga cansada

por saber de su destino.

Sin saber si flor, si lino,

a oscuras, rota, encelada.

Pero algo en Esa mirada

me recordó al peregrino:

la senda marca el camino,

el andar nunca se acaba."

Sue

"Me gusta cuando callas..."

Me gusta cuando callas, porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.
Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueños, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.
Me gusta cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.
Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.
Me gustas cuando callas, porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.
Pablo Neruda.
Estas palabras me las escribió alguien especial el día en el que salí del hospital, hoy las comparto con vosotros...
A ti, estés donde estés, te las devuelvo.
Sue.
ION-LAOS: te espero en tu blog.
ÁFRICA: mi mano en la tuya.
ASTRÁGALO: alas frágiles, ¡¡qué razón tienes!!
ELI: yo también te quiero.
BEGUS: ¿Que si puedes acompañarme?...¡¡¡CLARO QUE SÍ!!!, ¿y yo a ti?. MamaSue, sigue adelante.
KAMELUCHA: tu experiencia es aprendizaje para mí.
PAFERMI: un pedacito dices que me has dejado...no, lo dejaste entero hace tiempo.
AURORA: el proyecto...de las dos, ¿vale?
TESORETE: siempre fuiste tesoro para mí. Los ojazos vienen de África, esa maravillosa tierra que me tiene enamorada.
GUANABO: la felicidad es mía, y si es compartida, doble.
MEGGAN: mi luchadora incansable, para lo que quieras, lo sabes...
MICROBIO: ¡¡¡Qué noticia tan hermosa para mí!!!, su nacimiento y ella saldrán adelante, estoy segura.
RONDABELLA: te ronda sensibilidad, yo soy una sentimental NATA, pero cabezona e imparable...¿disgustarme? jamás, esta es tu casa.
POCHE: mi foto nueva de hoy, para ti. No sabes lo que resucitaste en mí en Navidad, ya te lo contaré.
A MI REPRESENTANTE: te ganaste mi corazón en la peor época que he pasado este año, te busqué y te encontré, y ya nunca me dejaste, eso no tiene precio. Habrá que pedir a ciertas personas poder contactar con quien me representa...contigo al fin del mundo montada en Pakirrín y con el Hola en la mano, eso sí, la música del coche, la Jurado, porfa.
LAINDIA: hermosa caricia que ya ha llegado de tu mano, ponla en la mía, sin miedo, yo la siento cerca.
MAYS: sí, es de Verili, larga historia...Gracias a ti por tu acogida.
PINOCHO: te doy mi palabra de que me has hecho llorar con ese texto, algún día explicaré el porqué y porqué adoro ese libro. No me olvido de mi rosa...la que tose...
VELVE: nunca creí en las brujas, en ti sí, y en la luz de París también...
NYRA: esperaré...
A todos gracias, me habéis desbordado en emociones.
Sue

domingo, 8 de febrero de 2009

Todo tiene un principio...

Todo tiene un principio...
Este es el mío en el mundo del blog. Muchos lo habían sugerido, gracias a ellos y a que se han sumado mis ganas comienzo esta torpe andadura. Ni siquiera sé añadir vuestros blogs y que estas letras no salgan ni muy grandes ni muy pequeñas. Todos los comienzos son en lo pequeño, y desde ahí intentaré mantenerme siempre un poquito más cerca de vosotros.
Nunca tengo tiempo de hacer muchas cosas que quisiera, pero me subo al carro de este reto. Iré conociendo a los boleros un poquito más, a vosotros os dedico mi comienzo, esta es mi mano, ¿ponéis la vuestra conmigo?. Por supuesto mi bolo de mi alma seguirá conmigo, y seguro que estaré más allí que aquí, pero en este rincón pondré las cosas que se susurran en lugares donde todo se dice al oído, en la quietud del silencio.
Comienzo...
Sue
Loading...