lunes, 19 de octubre de 2009

"Saber esperar."



Nunca supe, es algo que tuve que aprender con el paso del tiempo. Siempre quise ir escribiendo mi propio futuro por delante de él mismo. Todo era "ahora y ya".
Pero la vida es muy sabia, y me regala oportunidades para saber que el saber esperar es una de las armas de supervivencia más poderosas que tenemos para enfrentarnos a lo que nos toque vivir.
Mi torpeza en este ámbito ha sido gigante, dañé muchas situaciones por el ansia de la impaciencia, quise comerme el mundo y el mundo me comió a mí. Pero como la vida está siempre por delante para acudir en mi ayuda y sorprenderme, me puso frenos en el camino que me hicieron aprender bien la lección.
El que espera se hace grande, se reviste de sabiduría, se empapa de experiencias que le devuelven la confianza en la vida y las ganas de vivir expectante a lo que ocurra, y no ansioso por lo que no llega.
Si no hay plan en mi cabeza, si me siento a verlo venir, con calma, sin carreras, con serenidad, al final lo que llega es bien recibido.
Me gusta sentir esa lección aprendida como una de las que me dan capacidad para saber que el que espera no se arrepiente si la espera se lleva con quietud. Porque de algo estoy segura, si no corro no caigo. Ahora mismo, en este momento en el que me encuentro, no tengo otra opción que la de sentarme a tener esperanza en que todo llega, todo pasa y todo queda. No tengo prisa, veo a la gente correr de un lado a otro por la calle, por las aceras, por las casas, yo no tengo prisa. Lo percibo todo como una película que pasa rápido a mi lado pero que esta vez no va conmigo, no tengo ansias por llegar antes, pero sí esperanzas en llegar y que lleguen las cosas que me seguirán abriendo camino.
El saber esperar de otros me enseñó el mío también, y el saber que no hay ni un ápice de lo que no puedo controlar que deba alterar mi corazón. Si no lo puedo cambiar, pues entonces esperemos a la mejor opción y entonces elegiré, pero adelantarme a lo evidente, no.
Saber esperar es tener la certeza de que algo grande te espera aunque hoy no sea visible a mis ojos, saber esperar es poseer la esperanza de que lo que esté por venir cogerá mi mano y me invitará a bailar al unísono, y entonces ya no habrá noches de miedo y de incertidumbre. Saber esperar me ha hecho en muchos momentos fuerte, y me ha dado la oportunidad de crecer y sentir que merece la pena la espera. Sin condiciones, como por sorpresa, sin miedo, siempre todo puede ser mejor de lo que esperas, así lo he vivido.
El mar me enseñó muchas veces, como se ve en la foto, que saber cuándo es el momento justo de subirse a la ola lleva mucho tiempo de mirar y dejarse balancear, guardar la calma y el equilibrio, para cuando asome, subir a la tabla y deslizarme hasta la orilla, con la certeza de que la espera valió la pena. Coger la ola equivocada me ha llegado a destrozar la piel.
Saber esperar colma de quietud, de espacios de silencio, de soledad en la espera, pero estoy convencida de que, aunque no se vea más allá de lo que en ese momento vivamos, la espera, tanto si es dulce como si es amarga, trae su recompensa.
Yo estoy segura, me encantaría poder traspasar esta pantalla y a todo el que espere decirle y sellarle en su corazón que: la espera , al igual que la vida, puede ser maravillosa.
Sue

32 comentarios:

  1. ...al menos a mi, has de saber, que me traspasaste como si no hubiese habido piel de por medio.

    ...y me sigue extrañando esta cercanía, este saberte...

    ResponderEliminar
  2. Hola Susana:

    Ahora si que estoy llena de ti, tus escritos, todo lo que he leido, tus sabias palabras, tu saber estar, todo me sale por los poros de mi cuerpo.

    Estoy llena, pletorica, quiero mas, estoy aprendiendo mucho, pero todavia me queda llevarlo a la practica, que espero me ayudes.

    No puedes ver ni mis ojos ni mis manos, pero quiero que me conozcas, quier conocerte mas, quiero esa sabiduria que con la diferencia de edad que me sacas me ha ayudado a ver la vida de forma diferente, te necesito, esa es la palabra.

    Ahora por favor, que ya estoy lista, que mis ojos han terminado lo que empecé con mucha gana, quiero decirte cosas, pero necesito un espacio, un lugar, es muy largo y quiero creer que todo lo que he leido me ha merecido la pena, estoy ansiosa de decirtelo, de que me leas, de seguir aprendiendo de ti.

    Te dije que no me enfadaria si no me das ese espacio para escribirte, tu sabes mi email, dime algo, quedará entre nosotras, si no me dices nada, todo lo que he escrito sobre todo lo que he leido, quedará guardado en mi PC.

    Un beso de chocolate.

    Geli.

    ResponderEliminar
  3. El saber esperar, tiene al final el mejor de los regalos, no tengo ninguna duda sobre ello, la paciencia da sabiduria,calma y quietud.
    Un besito

    ResponderEliminar
  4. El saber esperar... que lo que venga siempre sera algo nuevo si malo o bueno eso ya no lo sabemos.

    -Las esperas a veces tambien se hacen largas jejeje pero al final todo tiene su recompensa no crees?

    Me ha encantado la entrada y la foto; me han llegado tus palabras.

    Buen razonamiento amigaa tambien lo veooo de la misma manera.

    Un besitooo muy fuerte SUE!

    saludossss y hasta pronto

    ResponderEliminar
  5. La paciencia no es una de mis virtudes, yo no sé esperar. A mis 44 años me resulta muy difícil aprender a tener paciencia, soy un torbellino explosivo, soy el ya, el ahora, el impulso personificado, vivo a golpes de corazón....tal vez por eso necesito tantas tiritas, pero cada una de esas cicatrices son mias, vividas con intensidad, sin vergüenza, y sobre todo sin arrepentimiento. Me entrego sin medida, sin cautela, y a toro pasado me alegro de que fuese de esa forma, porque me han dañado hasta lo más profundo, pero también me quieren con una intensidad desmedia. Y en estos momento de tristeza sin consuelo.....ufff, no te imaginas el bien que hace tener toneladas de amor a tu alrededor. Saber esperar es de sabios, si, yo no soy sabia, sólo un poquito viejita, y ni aún así aprenderé a esperar.
    Te admiro pequeñaja, eres mi solete particular.

    ResponderEliminar
  6. Esperar... algo tan sencillo y que a mi me resulta tan sumamente difícil.

    Pero de pronto, llegas tú querida Sue y me cambias por completo mi percepción sobre la espera...¿cómo puedes convertir una cosa simple y negativa en algo tan maravilloso?

    Sabes, consigues que sea mejor persona.....

    Te quiero Sue y te deseo lo mejor, suerte en tu caminar!!!!

    Un beso: tu puerquita

    ResponderEliminar
  7. Cuando aprendes a esperar aceptas la realidad sencillamente como es y no te empeñas en cambiarla, cuando aprendes a esperar logras escuchar con más atención lo que acertadamente te susurran, cuando aprendes a esperar te vuelves más fuerte ante los problemas, ante las adversidades, ante los tropiezos… esa es la clave de la felicidad.

    Reconozco que yo también me subí a una tabla para navegar, reconozco que mi impaciencia hizo que me cayera de ella y que perdiera totalmente el rumbo. Sabía que estaba en el mar, sabía que deseaba alcanzar la orilla, pero ¡no sabía hacía dónde debía comenzar a nadar para no ahogarme!... Fue entonces cuando hallé entre unas embravecidas olas la compañía de un corazón virtuoso que se convirtió en mi brújula; a ese corazón le he de agradecer por siempre que me haya enseñado dónde se encuentra el norte, a ese corazón le he de reconocer el empuje para que no me mantenga sentada en la orilla viendo la vida pasar, a ese corazón le he de expresar de alguna forma este cariño inconmensurable...

    Un abrazo sereno

    Velvetina

    ResponderEliminar
  8. El saber esperar....ultimamente solo hago eso esperar que todo se solucione, esperar estas entradas que son un regalo de sabiduria. Te mando un abrazo grande, seguro que estaras abrigadita que hace mucho frio, cuidate preciosa y que la vuelta sea cargada de positividad.

    Miles de besos

    ResponderEliminar
  9. Dar, compartir... si SUE.
    Me quedo contigo compartiendo tu espera. Me siento a tu lado entre letras detrás de esta pantalla a esperar contigo, porque aunque sé que no estás ni estarás nunca sola, te regalo mi compañía.
    Gracias por tus palabras y por ser tan bellísima persona.
    Un abrazo.
    Jacquie.

    ResponderEliminar
  10. Creo que desde siempre tengo como mayor compañera a la paciencia, aunque a veces de la imagen de impetuoso desespero.
    Sigo esperando muchas cosas mientras veo caer las hojas del calendario.
    Espero que llegue de nuevo la Navidad y con ella, una alegría inesperada.

    ResponderEliminar
  11. Yo reconozco que "no sé esperar".

    Yo quise correr, y me caí muchas veces, pero luego me he levantado otras mil veces que yo ni lo pensaba. Siempre "palante y palante"... Vuelvo la vista atrás y me parece mentira el camino recorrido. Si me lo dijeran y planteasen diría que no sería capaz de recorrerlo. ¡¡Y mira tu la BRAVA!!, lo consiguió muchas veces.

    Si yo no hubiera tenido esperanzas...no sé como hubiera salido adelante en "mis 58 años"...Tu tienes todavía "la vida por delante", y yo lo peor que llevo, he de confesarlo, es ver pasar el tiempo tan deprisa. Tan rápido que me asusta.

    Me encantaría no tener prisa, no correr, ir tranquila a todas partes y vivir la vida diaria relajada, pero ... en esta ciudad en la que vivo es muy dificil, pues no se puede vivir con calma, a parte de mi temperamento, claro está. Pero he de decir, que tengo que llegar a conseguirla, pues ¡¡ya está bien de correr tanto, para siempre llegar al mismo sitio".

    Recojo un trozo de Velve, con el cual me identifico totalmente, subí a la tabla a navegar, y me caí de bruces, y otro de Pantera : soy impulsiva y no tengo paciencia, lo quiero todo para ¡¡ya!! Y como dice el chiste, lo quisiera para ayer. Parece que estas dos personas que menciono, en algunas cosas hablan por mi boca, o escriben con mis sentimientos.¡¡ Y eso que son muuuucho más jóvenes que yo!! Sois todas unas niñas.

    Como joven eres tu “Susanita”, y...¡¡¡que tienes toda la vida por delante!!!

    Trataré de imitarte en “la espera”, gracias a Dios, también estoy rodeada de mucha gente que me quiere mucho.

    Besos agitados, nerviosos, ultrarápidos, pero de corazón, de

    BRAVISSIMA

    ResponderEliminar
  12. "La espera, al igual que la vida, puede ser maravillosa". Me aferro fuertemente a esta palabras dulce Sue.
    Recibe un fuerte abrazo de alguien que también espera.

    ResponderEliminar
  13. El saber esperar tiene su recompensa, a mí al igual que a tí no sé esperar. Espero que la vida me enseñe a hacerlo. Un besote

    ResponderEliminar
  14. A lo largo de la vida vamos aprendiendo. Para ello se necesitan ganas de aprender, que no todo el mundo tiene, y atención, poner atención para que se pueda producir ese aprendizaje. Así, la vida va dejando huellas, algunas para bien, otras para no tan bien ... Y si un día nos paramos, nos miramos hacia adentro haciendo balance ... y alcanzamos a ver que uno ha vivido siendo fiel a sí mismo y a sus valores, entonces sin duda podremos estar contentos y orgullosos de nosotros mismos.
    Ojalá al final de nuestra vida podamos decir "HICE LO QUE PUDE".
    Esto es importante.
    Gracias, Sue, por tus palabras tan bellas en mi blog. Me han llegado al alma. Mil gracias!!!
    Besotes.

    ResponderEliminar
  15. es un escrito maravilloso, mi mayor espera fue la de tener un hijo, tres años pero al final tuve la mejor de las recompensas
    gracias

    ResponderEliminar
  16. Si nadie te espera, te espero yo.
    ¿Me dejas?

    ResponderEliminar
  17. Gracias Sue, por visitarme, por tus preciosas palabras que siempre me dejas. Esta vez tengo problemas con mi blog y no me actualiza, la proxima semana tratare de solucionarlo, pero no queria dejar pasar mas tiempo sin que sepas que me alegra muchisimo saber de ti y que ya me gustaria saber esperar, en algunos momentos creo que lo consegui, pero otros muchos no y al final el resultado no es muy bueno, pero de todo se aprende y me encanta cada dia aprender algo nuevo.
    Cuidate mucho y besos.

    ResponderEliminar
  18. Little Sue. Saber esperar es ten difícil que pocos logran aprender la lección. Dejar que la vida te vaya llegando y dando cosas y permanecer paciente y agradecido a lo que te trae, no es tarea facil.

    Ahora que todo a tu alrededor lo ves a un ritmo superior al tuyo, acelerado, tiene que ver con las circunstancias que han hecho que aprendas a esperar.

    Besos amore.
    Cata

    ResponderEliminar
  19. Hola cielo:

    Gracias por tus palabras en mi blog. De los que se han ido nos queda el recuerdo, pero no te quepa duda que de los que están intento sacarles una sonrisa, aunque me cueste.

    Bueno en cuanto al tema de todo lo que leí, pues nada, se quedará en mi PC. Si te soy sincera, y espero que por favor no te siente mal, esperaba que me hicieras un hueco, pero como siempre te he dicho yo respeto la decisión de todos, asi que no pasa nada.

    Espero que te encuentres bien.

    Un beso de chocolate.

    Geli.

    ResponderEliminar
  20. Little Sue, he escrito en el bolo de Mercedes, creo que debes leerlo,te había dicho que te iba a explicar algo hace tiempo, y las promesas siempre las cumplo.
    No espero nada a cambio, sólo deseo que estés bien, me gustaría contarte tantas cosas pero este no es el medio más adecuado. Espero seguir leyéndote por muchos muchos años, me alegras las mañanas que puedo leer en el trabajo.
    Desde aquí un beso y un fuerte abrazo a G&P.
    Después de este comentario en el post de Mercedes,

    1779. Publicado por: Ohsole | 16 Noviembre 2009 a las 11:41

    no tengo más que decirles, bueno sí, que las QUIERO MUCHÍSIMO a las DOS.

    Vales un montón, así que pa'lante siempre, siempre, siempre, y cuando estés agotada, si no estoy por estos lares, que sepas que te tengo en mis oraciones. Un ABRAZO DE TODO CORAZÓN.
    OhSole

    ResponderEliminar
  21. Esperar, sabiendo que lo vas a conseguir, tener esa seguridad de que así será.

    Dicen que la fe mueve montañas.
    A veces no nos gusta lo que nos viene pero lo que nos viene, siempre, siempre nos enseña algo aunque en ese momento no estemos preparados para entender la lección.

    Lo importante creo, es sentirse en paz con una misma y con el tiempo.

    Confiar… no dejar nunca de confiar.

    Sue, guapísima que admiro mucho tu forma de ver muchas cosas, pero que para nada creo que seas perfecta pues de lo contrario estarías volando como los ángeles, jeje.

    Un abrazo.

    Menta.

    ResponderEliminar
  22. Sobre tu enfermedad, decirte que estas luchando y aprendiendo mucho, seguro que vas a salir triunfante, seguro.
    Además, sabes que hay mucha gente que te quiere, entre esas personas estoy yo y te mando un fuertísimo abrazo y muchos ánimos para seguir.

    Menta

    ResponderEliminar
  23. Gracias por la foto que le hicistes llegar a Mercedes y por tantos momentos compartidos, unas veces a través de tus palabras y otras a través del silencio.
    Para todos los bolerillos tengo un huequito en mi corazón, unos me han llenado más y otros menos, pero el tiempo compartido me ha llegado al alma. Son una auténtica Familia.

    Un beso Little Sue, enorme, en toda la mejilla!!!
    OhSole

    ResponderEliminar
  24. Hola peque gran mujer:

    ¿Como estas? A ver si pones un post nuevo y nos cuentas como te encuentras fisicamente, para mi es importante, no lo dudes.

    Un beso de chocolate.

    Geli.

    ResponderEliminar
  25. Espero que estes bien porque te hechamos en falta cuando no estás entre nosotros. Tomate tu tiempo porque a veces lo necesitamos mas de lo que creemos. Tenemos momentos de bajón pero ahí estamos. Un beso muy fuerte y adelante.

    ResponderEliminar
  26. Entro de puntillas... para dejarte un fuerte abrazo.Espero y deseo que todo esté bien.
    Si puedes, manda una señal.
    Te echo de menos.

    ResponderEliminar
  27. Sue espero que no te sepa mal,porque he entrado en tu espacio,hace tiempo que lo escribiste,si es verdad que la vida está por delante ,pero hay que ir despacio,cuando se es,joven se ven las cosas de otra manera,se es,ma impulsiva,pero con los años ,se aprende a dominar los impulsos y saber esperar.
    Te deseo lo mejor ,espero que estes bien.Un besito .
    menchu_

    ResponderEliminar
  28. Sue, entro solo a dejarte un abrazote bien apretujao, tó pa ti!

    ResponderEliminar
  29. la paciencia!!!!!, vaya nose si algun dia encontrare la formula para dar como respuesta a mis impaciencias, PACIENCIA, y no la justificacion mas absurda para pasarla por alto

    ResponderEliminar
  30. Nos pasamos la vida esperando, esperando circunstancias, la mayoría esperando mejores circunstancias. He sido estudiante y he esperado el final, niño y deseado ser adulto. He visto vidas sin salud que sueñan con leves mejorías, con recuperar parte de la normalidad que antes eran incapaces de valorar en su justa medida. Se espera lo que no se tiene o lo que no se es, bien porque siempre fue así o bien porque se tuvo algún día y de pronto, sin saber de qué forma, se perdió.

    Es lícito, viene en nuestras instrucciones, somos finitos y tenemos espíritu de superación, espíritu para definir nuevas metas una vez que se van alcanzando las más antiguas. Ese querer más, nos hace avanzar a lo largo de nuestra vida. Y es mentira que nos relajamos alcanzando objetivos porque aparecen otros nuevos, nunca quedamos satisfechos. También es mentira que haya que rendirse, sentarse en el suelo una vez que se entiende esta dinámica. Nada de eso, todo lo contrario, pelear por lo que te importa da sentido y coherencia a tu vida, pelear sin violencia. Y si lo que te importa es aliviar el sufrimiento ajeno éste es tu año, eres un/a chico/a 10.

    Yo, hoy, a mis 29, tengo algo de esto, aunque tengo también todo un camino de perfección por delante. Se puede ser incluso nada egoísta, incluso olvidarse de uno mismo, pero no estamos en ese punto casi místico, ni mucho menos. Como todos también espero, y lo hago en dos frentes. Me preocupa esta crisis tan feroz, ésta que destruye tantísimo empleo y genera tanta inseguridad, tanta inestabilidad, ésta que no permite hacer ningún plan, emprender ninguna aventura y que nos tiene encogidos en el mejor de los casos. De ella espero que vuele pronto, que conquiste otro planeta. Mi segundo y principal frente es el del amor. También espero por amor como muchos, lo he hecho siempre porque soy un romántico y lo seguiré haciendo aunque lo hubiese conquistado, porque nada hay mejor para condimentar la vida. Y hoy creo como el primer día, y tengo la ilusión de un preescolar, y mañana se superará cualquier limitación para seguir escalando, y ella encontrará descanso, y se relajará, y buscará con sus labios una vez más los míos, se ablandarán sus brazos para rodearme y dirá con sus gestos cosas que años atrás pensó que no volvería a decir…

    ResponderEliminar

Escribe lo que quieras...

Loading...