jueves, 5 de marzo de 2009

"La grandeza de la sencillez."


Amélie…
Amélie es una niña, sólo una niña, que por error, creció con más sensibilidad de la cuenta.
Una niña que sabe desarrollar su imaginación hasta términos inhumanos. Su forma de crecer hacen que decida soñar, soñar y volver a soñar.
A Amélie le pierden los placeres que nadie percibe en la vida, de una lluvia saca una historia de barcos, de una puesta de sol es capaz de ver lugares perdidos en sitios que ella no conoce, y de un simple viaje en avión puede llegar a dibujar a alguien desconocido, que, sin causa alguna la recoge en un flamante coche y la lleva hacia el lugar que jamás soñó. En una nuez se imagina un barco y de una hoja caída un gran navío de insectos perdidos, así es Amélie, se para, se para ante lo que otros pasan sin más.
Por pura casualidad descubre un tesoro, y en su corazón, inmenso, sólo salen las fuerzas y ganas de devolverlo a quien le pertenezca. Y sin darse cuenta, con los ojos vendados casi a ella misma, comienza a hacer realidad los sueños de los demás, se olvida de los suyos y le da forma a los que ocupan la mente de otros…
Sin pensarlo casi, se nos presenta a una chica en un tortuoso y “desacostumbrado” escenario. Las formas más inverosímiles de hacer realidad las fantasías de los que le rodean. Me quedo con la escena de hacer que un hipocondríaco venza su pánico y se lance a un romance sin control, lo más importante para su vida.
Pero hay una pregunta que se me presentaba casi desde el comienzo de esta joya del cine: ¿y quién se ocupa de Amélie?...
Ella lucha y lucha por recuperar la esencia de lo perdido de cabezas ajenas, pero, ¿quién salva la suya?, ¿quién se preocupa de lo que siente o padece?, ¿quién la guarda o la condena?...
Lo importante que Amélie esconde es su ímpetu por hacer ese bien ajeno sin que se de cuenta nadie. Hacer pasar su mano, sin que nadie sepa que ha salido de ella el más mínimo de los gestos. En ella se cumple: lo que tu mano derecha haga…
En la inocencia de los niños está descrito este personaje fascinante que deja pasar por su mirada de frente, sin tapujos y con dulzura a una adulta que se ha parado ante la vida, pero no reparó en un detalle: ¿cómo pararse ante la suya propia?
Pero no nos deja con la incógnita, por fin, detrás de sus sueños, detrás de su forma, un tímido amor la está esperando. Con temor hacia lo que se aventura, avanza, y lo hace sin saber si llegará o no el éxito final…Ese miedo a no arriesgar su vida por temor a perder, acaba en una sola escena, tiene dos caminos: o se arriesga al amor, o se pierde en el sin sentido.Gracias a otro, igual de débil que ella, se viste de coraje y….EL SUEÑO SE HACE REALIDAD.
Ojalá que a tod@s se os cumpla el mismo sueño que a la gran Amélie Poulain.
Sin duda alguna, esta maravilla nos enseña lo que es vivir para alguien sin que ese alguien lo sepa…
Una historia que apasiona u horroriza, a mí..me apasionó.
Un abrazo.
Sue

37 comentarios:

  1. Me encantó esa película!! Y me gusta el texto que has escrito. Creo que planteas una cuestión clave: quién se ocupa de Amelie?
    El título que le has puesto también me encanta.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Querida Sue. Gracias, gracias y mil gracias. Sabía que un post tuyo sobre Amelie me haría emocionar y sabía también que sólo tú podrías hacerlo con tanta dulzura. Una vez más gracias a tus palabras me has hecho pensar. Hoy me siento más cerca de ti que nunca. Hoy has hecho que una vez más tu ternura me emocione y me han entrado unas ganas locas de abrazarte. Lo estoy haciendo ¿lo notas?
    Muchos besos y este abrazo fuerte y repleto de cariño para ti.
    Besos.
    Lalunallena

    ResponderEliminar
  3. Me gustan tus sensaciones. A veces tengo la sensación de no gustarte, sin embargo, no por ello lo que dices me deja nunca indiferente.
    Besos, Ana (Guanabo)

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Ayyy, querida Sue!!


    Siempre me gusta lo que escribes. Siempre me llega al corazón. No hay ninguno de tus escritos que no me hagan pensar.

    Yo de niña era como Amelie (me refiero en la imaginación). Siempre he tenido una imaginación desbordada, hasta que con los años la realidad me ha puesto en unos sitios que no me han gustado NADA. Y entonces se ha impuesto la REALIDAD. Pero había que tirar "palante, siempre palante".

    ¡¡Qué te voy a decir a tí, que eres un ejemplo de esta situación de que LA VIDA ESTA POR DELANTE !!

    Yo creo que soy una persona volcadaa los demás.
    En mi familia sobre todo. ¡Que no me toquen a mis seres queridos! Pues soy capaz de cualquier cosa por mis hijos.

    Me preocupo en mi trabajo de ayudar a todo el que lo necesita.

    Me preocupo de que mis amigas me tengan siempre que me necesitan.

    Me preocupo de que la gente del voluntariado que ejerzo CUENTEN SIEMPRE CONMIGO.

    Y...de mí quien se preocupa??

    Besos querida Sue.

    BRAVISSIMA

    ResponderEliminar
  5. Hola Querida Sue!!! Me ha gustado mucho esta historia y te doy las gracias enormemente por hacerla aparecer en estos momentos ¿No conocia mucho de Amelie? pero ahora se todo lo que ella pensaba...Muy apasionante.
    Ha sido un placer el visitarte y te agradezco tu visitas a mi blog.
    Y que me tengas entre los tuyos me hace muy feliz de verdad porque eres una "gran persona" y te he leido mucho en el bolo!!!

    Eres bienvenida a mi casa y puedes pasarte cuando quieras. Un beso muy fuerteeeeeee y cuidate mucho ...CARLOS.A

    ResponderEliminar
  6. Hola Sue, cariño, eres lo mas bonito del mundo entero y parte del extranjero (espero no haber dicho esto a nadie antes, jeje).

    Si al principio de entrar al bolo alguien me dice que iba a pasarlo mal, no me lo hubiera creído.
    Pero es cierto, hay veces que lo paso mal. Lo entiendo, no va conmigo, no tengo que inmiscuirme en cosas que no vayan conmigo he de dejar que pase lo que tenga que pasar.

    No he visto esa película, pero por lo que veo, es una realidad distinta a la que vemos nosotros, ufff cuanto tendríamos que aprender entonces de Amélie.

    Sabes?, yo no he tenido una infancia para recordar, de esas bonitas e inocentes, no, no sé por que narices tuve que nacer con tanto uso de razón (o como se diga). Como, desde tan pequeña tenia esa sensibilidad, de mirar el mundo de otra manera a como lo miraban otras niñas.

    La verdad, que en parte entiendo a Amélie, aunque el ser tan generosa con todos la hace ser un ser muy especial.

    Y créeme, Sue, tú también eres muy especial.

    Besos. (Que bien me ha venido el leerte, ha sido como un bálsamo, gracias).

    Menta.

    ResponderEliminar
  7. No he leido el blog,ya lo leere, es para contestarte en lo referente al Bolo.
    Precisamente tú eres intocable para mi,y esas palabras no iban dirigidas hacia ti.La gente se acostumbra a que una sea dócil y en cuanto he sacado un poquito la uña del dedo meñique,me he sentido ignorada porque me han hecho un gran vacio y si gusta de leer las alabanzas,lo contrario tambien,si no, seria estar dando la razon como a los tontos, y una tiene su limite de paciencia, y hay algunas personas a las que no veo tolerantes,es mi opinion
    un beso
    ion-laos

    ResponderEliminar
  8. Hola mi niña:
    Vi la película hace muchos años, me cogió en un momento no muy bueno de mi vida y a penas la recuerdo. Dicen todos los que la han visto que es una maravilla, pocas opiniones contrarias he encontrado, pero intento recordarla y me cuesta, así que volveré a verla, que la tengo de asignatura pendiente.

    Besos mi niña, te llevo siempre conmigo, cerca aunque nos separe tanto mar y tanta tierra.
    Cata

    ResponderEliminar
  9. A estas horas entro a casa, y entro a mi rincón, vuestro, tsmbién.
    Ion-Laos, tuyo también.
    Lo digo y lo diré siempre...sobre los sentimientos...no se puede opinar, el que siente siente, y eso es intocable.
    No quiero perder lo que circunstancias de la vida me enseñsaron. SIEMPRE, SIEMPRE, HAY UN RETORNO PARA TODO. Menos para la muerte, que es una ida sin vuelta, para lo demás...siempre. Así que no leo comentarios más allá de lo que son, ni sentimientos más allá del que los siente.
    Esta es la casa del que quiera entrar, si pone lo que siente...será bienvenido, si no...la expresión es libre, y así me siento.
    Al que no haya visto la película: QUE LA VEA, es una joya...
    La sencillez...un tesoro.
    Este mundo, que´da más allá del bolo, este es mi rincón de expresar lo que siento, así que bienvenido al que quiera compartir lo que lleva dentro. Laos, aquí está tu rincón, para cuendo quieras, lo demás...no me importa.
    Aquí no me importa...allí, callo lo que puedo callar, y digo lo que quiero decir. Ese es el misterio, y sobre todo, NUNCA, SI EN TU INTERIOR NO ES CIERTO, NUNCA SENTIRSE CULPABLE.
    Amélie, para mí especial, mucho, por el lugar, tan paseado por mí, París, por la forma, tan deseada de poder igualarla, por la inocencia, tan buscada en tantos rincones de mi vida...
    Lo que veis es lo que soy, no hay más.
    Isabel, me alegra tanto ver esa fot en mi blog...Laluna...te lo dije ayer...Guanabo, nunca nadie me disgustó por entrar en un lugar con prudencia, nunca percibí de ti eso, nunca.
    Bravísima...¿de ti quién se preocupa...?, primero tú, y luego nosotros...Carlos, volveré a tu casa....me encantó.
    Menta, es imposibleno pasarlo mal a veces, lo que no es imposible es mantenerse en serenidad, aunque nos duela.
    Cata, mi Cata, tienes que ver esa película, porque yo, que te conozco te veo en esa chica muchas veces, y sé de lo que hablo, aunque con las palabras se nos pierdan los sentidos, los sentidos están.
    Este blog fue creado para crear...creemos, pues.
    Un abrazo, sincero, de madrugada.
    Sue

    ResponderEliminar
  10. Gracias Sue, estaba preocupada. Cuando alguien me es indiferente me da igual lo que me diga, lo que diga de mi o si pasa absolutamente; pero cuando alguien como tú no me resulta indiferente, eso sí que me preocupa. No quiero que esto suene a "te tengo que gustar porque a todo el mundo le gustas". En el bolo he encontrado muchas cosas positivas, mucha gente que habla con el corazón, que desprende frescura, y todo eso me está enriqueciendo una barbaridad. También he leido muchas cosas que no me han gustado, y he visto actitudes y faltas de respeto que sobraban. Afortunadamente, tras el teclado puedo contener mi mala lengua.
    Está siendo una experiencia estupenda, y, con el corazón en la mano te digo, que me alegro de que te hayas cruzado en mi camino, porque aprendo mucho de tí y de tu forma de ver la vida. Afortunadamente, no tengo graves problemas de forma habitual, pero leerte, leeros, me pone muchos días los pies sobre la tierra; y lo agradezco en el alma.
    Te mando un besito de esquimal, como esos que le gustan a mi hija... mi pequeña Amelie... a veces su imaginación supera con creces mi experiencia... Ana (Guanabo)

    ResponderEliminar
  11. Tengo que confesar que a mi la pelicula no me gusto absolutamente nada. Que Ameli me parecio denterosa totalmente y que pudiera ser que todo esto se deba a que cuando la vi, no supe entenderla, quizas si la viera hoy opinaria de diferente manera. O no, no lo se.
    Sue, no he querido escribir esto en el bolo para no dar mas cuerda a quien no la merece. Pero permiteme que te lo diga aqui.
    Si tienes la enfermedad que esa persona dijo, mi padre TUVO la misma hace 8 años. Esta como un roble, que es uno de nuestros arboles predilectos aqui en mi tierra. Fuerte e inquebrantable.
    Creo que diste demasiadas explicaciones y hay una frase que me encanta que es que "a los enemigos no hay que darle explicaciones y tus amigos no las necesitan" asi que ya sabes: Laissez faire, laissez passer.


    UN BESO MUY FUERTE.

    ResponderEliminar
  12. Esta es una de esas películas que te dejan un sabor agridulce en la boca, que te hacen sonreir y pensar... Hace tiempo que la vi y me encantó... Pero ya va siendo hora de que la vuelva a ver.

    Besitos, querida Sue

    PD: ¿Recibiste la invitación de Priscila (mi segundo blog)?

    ResponderEliminar
  13. Sinceramente...no la he visto, pero creo que me gustará más el post que has escrito sobre Amelie que la peli.
    Voy con prisa...pero aquí te dejo un beso de esos nuestros,jeje...;)

    ResponderEliminar
  14. Ah!! lunes, cita importante.Os tengo presente.
    Hago un envío decenergía positiva, llegará por agencia a primera hora...va en una caja blanca con lazo marrón cholotate. Abrirlo despacito, dentro la encontraréis, entre papeles de seda y estrellas de plata.
    Beso x2.

    ResponderEliminar
  15. No he visto esta película, pero te haré caso y la veré, espero que valga tanto como tú.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  16. Hola Sue, cariño, he estado reflexionando mucho a lo largo del día sobre lo que me has dicho.

    Yo llevo años, tratando de estar serena en los malos momentos y creeme que lo he conseguido, pero he tenido unos días que me ha costado más.

    Acabo de recibir una noticia muy triste, pero me siguen viniendo muy bien tus palabras.
    En estos momentos, necesito aceptación. Ya te contaré...

    Un abrazo muy fuerte.

    Menta.

    ResponderEliminar
  17. Si que la vi, pequeña Sue,,
    si que la vi,,,y me gusto muchiiisimo por eso mismo ,,su sencilles, naturalidad,,y sobre todo ese toque como de magia que hace que de una gotita de agua,
    sepamos sacar el mejor provecho,
    que de una mirada a una flor,sepamos que ,,esta ahi que tiene un color hermoso,,y cuanta gente hay que pasa y no la ve
    ufff,,creo que la mayoria,,,
    se que cuanda pongan de nuevo Amèlie la volverè a ver.besiño y.
    cuidate

    ResponderEliminar
  18. Sue, hoy es el el día internacional de la mujer trabajadora. Espero que no te importe que traiga hasta aquí este pequeño homenaje. ¿A Amelie le hubiese gustado?

    “Juzgarme por mis propios méritos, o por la falta de ellos, pero no me consideréis como un mero apéndice de este gran general o de aquel renombrado estudioso, de tal estrella que relumbra en la corte de Francia o de tal autor famoso. Soy yo misma una persona completa, responsable sólo ante mi por todo cuanto soy, todo cuanto digo, todo cuanto hago. Puede ser que haya metafísicos y filósofos cuyo saber sea mayor que el mío, aunque no los he conocido. Sin embargo, ellos, también, no son más que débiles seres humanos, y tienen sus defectos; así que, cuando sumo el total de mis gracias, confieso que no soy inferior a nadie”

    Fragmento de una de las cartas que escribió Émilie de Châtelet al rey Federico II de Prusia, en 1740.

    ResponderEliminar
  19. Y Amelie besó a su amor en la comisura de los labios, el mas tímido lugar donde dejar un beso...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. del otro lado del cuento...

    Alguien, una vez, tenia que escribir una carta porque lejos, muy lejos, habia otro Alguien que esperaba.
    De este lado del cuento las cosas eran húmedas y grises, como si la luz de un sol expléndido que lucía tras los cristales de su habitación no tuviese la fuerza suficiente para atravesar las paredes de su "Casa-Alma".

    Alguien rompia y rompia folios.

    Cuando llegaba a la mitad de la hoja se daba cuenta que lo que queria decirle al otro Alguien no quería llegar, y entonces, arrugaba el folio y empezaba de nuevo.

    Alguien pensaba y pensaba, buscaba en el diuccionario palabras bonitas para el otro Alguien, para enviarselas como un ramillete de margaritas recien cortado. Las palabras del diccionario mas orgullosas pedian: "Cógeme a mi, a mi!". Y se estiraban gasta donde podian, y se llenaban de erres y de negrita.... (son tan feas las erres... son las espinas de las palabras: pinchan y duelen). Las palabras discretas se escondian, traspasaban el papel de hoja a hoja o subian y bajaban por las columnas para que no las atrapase.

    Descubrió Alguien al fin una palabra, aquella que quiso escribir desde el principio.

    Cuando ya tenia el tallo entre los dedos y notaba como ella temblaba de miedo, se dio cuenta de que no, que las palabras no eran suyas, que no se podia regalar algo que es de todos, aunque sea bello, como no regalamos las olas de la playa.

    Alguien comprendio de pronto que el otro Alguien que esperaba la carta se olvidaria o se entristeceria esperando....

    Alguien se fue a pensar a la orilla del mar.

    El cielo era gris, y las gaviotas gritaban sobresu cabeza, entonces alguien sacó un folio blanco del bolsillo y empezo a gritar y gritar el nombre del otro Alguien. Lo gritaba tan fuerte que las gaviotas se asustaron y se fueron volando. Echo arena fina en el folio para que oliera a sal, pero no olía.

    Entonces, se acercó a la orilla y recogió las gotas mas pequeñas de las olas, dobló el papel otra vez y lo envió con un beso en un sobre con bordes azules y rojos, sin ninguna palabra porque Alguien, y el otro Alguien para comunicarse no necesitaban las palabras....

    ResponderEliminar
  21. No vi la película pero he tenido la suerte de oír su música.
    He tenido la suerte de compartir, su sonido...
    Mi pequeña Sue... Otra gran Amelie Poulain...
    No cambies nunca... No dejes escapar los besos...
    Eres tanto para tantos...
    Nyra

    ResponderEliminar
  22. Buenos días Sue. ¿Cómo está tu madre? ¿Y tú, cómo estás? Os mando a las dos abrazos llenitos de energía y cariño.
    Besos.
    Lalunallena

    ResponderEliminar
  23. Qué grande esa película! Qué puntos tiene, tiernos, divertidos, indignantes...
    Me encanta, sobre todo, cuando explican las pequeñas cosas que le gustan a cada uno.
    Me encantan los colores, los fondos de París...
    Me encanta el frutero, el vecino, la portera...
    Vamos, que me encanta! jajajajaja

    ResponderEliminar
  24. Laluna....no puedo entrar en tu blog.
    Un abrazo.
    Amélie, maravillosa.
    Sue

    ResponderEliminar
  25. No suelo estar a estas horas de la noche con el ordenador encendido, pero cuando una necesita de un abrazo sin medida ¡no hay mejor lugar que este para encontrarlo!. Lo más bello es que tú los regalas sin pedir nada a cambio… ¡Esto es la sencillez querida amiga!.

    De Amelie ¿qué decirte?... Que cuando la ví por primera vez y exclamé que me había encantado, los demás pensaron que yo iba al revés del mundo. Puede que fuera porque me metí totalmente en la película, porque paseé por esas calles de Paris, porque mi modo de actuar hubiese sido el mismo con el que actuó Amelie.

    Alguien te ha dejado escrito que para comunicarse no se necesitan las palabras, pero yo añado que lo que sí se necesita como mínimo son dos corazones que lleven su latir al compás.

    Me emocionan los mensajes que te dejan en este trocito de tu alma que nos has abierto de par en par… No hay trampas, ni mentiras, sólo existe la transparencia de lo qué es vivir la vida, pero vivirla ¡de verdad!.

    Idem Sue, idem.

    Velvetina

    ResponderEliminar
  26. Por fin!! llevo días intentando entrar en tu blog y no me era posible.

    Realmente, no he visto la pelicula, pero sin duda, me has despertado una gran curiosidad. La veré en cuanto pueda y después te contaré.....

    Mil besos Sue.....

    ResponderEliminar
  27. Gracias mi niña por preocuparte por mi y por mi niña, hemos estado en casa todos malos con una gastroenteritis malísima, imaginate en estos dias he perdido 3 kilos, todos en cama y con fiebre, la peque pobrecita se ha quedado en un suspiro, hoy ya estamos mejor, gracias por dejarme tu comentario, un besazo para tí que espero que te encuentres bien.
    AFRICA04

    ResponderEliminar
  28. Hola Sue.

    De momento, me cuesta decir esto en el bolo, el viernes te decía que me acababan de dar una noticia triste, bueno, pues la noticia es, que ha muerto mi padre.

    Hacia poco tiempo que había salido de una neumonía un poco fuerte, luego aparte, tenia unas cuantas cosas. Este viernes se empezó a sentir mal, al llegar el medico de urgencias le dio un paro cardiaco del que consiguieron reanimarle, pero estando ya en el hospital le volvió a repetir y cayo en coma y ya no salió (pues le volvió a repetir).

    Bueno, de lo primero que se trata es de aceptar lo ocurrido, me siento rara, pues ha sido todo muy rápido y ya sabes, no duermes y esas cosas…

    Se pasara, todo pasa…

    Un beso.

    Menta.

    ResponderEliminar
  29. SUE estoy dándome una vuelta por los blogs para ver que ha cambiado en estos dias y veo en La trantienda de BEGUS que tu no sabes quien es BALEY, te digo que yo tampoco a si que ya somos dos, bueno ya nos enteraremos o no?
    AFRICA04

    ResponderEliminar
  30. Sue, ayer Tesorete tampoco podía entrar a mi blog... No sé que le pasará... Yo he intentado entrar desde el blog de otra bolera y sí me ha dejado... Cuando puedas inténtalo de nuevo, ok?
    Espero que tu madre esté bien.
    Muchos besotes.

    ResponderEliminar
  31. Que sí sabéis quien es BALEY...claro que lo sabéis...pero no es quien crees...eso de la letra rosa que dijo te despistó.. Africa, te doy una pista...es una tía majísima...mujer....del norte...con mucha gracia y mucho arte...piensa, piensa...sabes quien es fijo.

    ResponderEliminar
  32. Menta, en el Bolo tienes mis palabras para ti, desde el corazón absolutamente, sólo sé escribir desde ahí.
    Venga, caminemos juntas.
    Un abrazo
    Sue

    ResponderEliminar
  33. http://www.youtube.com/watch?v=KWkcJ89bI5E&feature=related
    Y esto para ti...
    Vamos adelante!!!!!
    Menta.
    Sue

    ResponderEliminar
  34. me gusto esta pelicula!!
    ENTRO A DARTE UN BESO
    NO TENGO CASI TIEMPO DE NADA
    bueno princesa arriba!!
    UN BESAZO

    ResponderEliminar
  35. Hola SUE!!!
    No he visto a peli...pero entre tu y yo,ahora que nadie nos oye,voy a ponerme a descargarla y cuando la vea vuelvo ya te cuento.jeje

    Por cierto gracias a BEGUS por mi definición,pero con esas pistas tan geniales,igual no lo adivina,jajaa.

    Un besazo Sue.

    ResponderEliminar
  36. Hola Sue, soy Menta.

    Sigo caminando a tu lado...

    Sé que las cosas que dices lo haces, desde el corazón, esa energia se nota, a la buena gente se la intuye.

    Muchas gracias, cielo.
    El mundo tendría que estar lleno de muchas Susanas como tú.

    Da un beso a tu madre de mi parte y otro para ti.

    Muchas gracias por todo.

    Menta.

    ResponderEliminar
  37. Querida Sue:

    al final me he animado a escribir. Lei hace varios días lo que escribías sobre Amelie, y recordaba que en sus momento me encantó la película. Ahora la acabo de ver de nuevo, y me sigue encantando. ¿Cómo se puede uno preocupar por todas y cada una de las personas que tiene a su alrededor sin necesidad de pedir nada a cambio? Se me queda resonando esa pregunta.

    Me encanta cuando dice: "Las oportunidades hay que atraparlas deprisa, sin dudar".
    Y es muy cierto...¡cuántas veces he perdido el tren por mi miedo, mi vergüenza o timidez! Hay que vivir el ahora y aprovechar cada momento y cada oportunidad que te da la vida.

    Gracias Sue por tus palabras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Escribe lo que quieras...

Loading...