lunes, 1 de septiembre de 2014

"Ilusionada, pero no idiota…"

Estamos en el siglo XXI y pensé que habíamos evolucionado en capacidad de reflexión y pensamiento, pero hay veces en las que se demuestra lo contrario. 
Soy Diplomada en Trabajo Social y aspirante a obtener la titulación de Graduada de la misma disciplina. Tengo un postgrado en Medicación Familiar, estoy al frente como Trabajadora Social de una unidad de psicogeriatría que acoge a pacientes con todo tipo de enfermedades mentales y , además, coordino un grupo de 50 personas voluntarias que se dedican a hacerles la vida más fácil a mis pacientes. 
Unido a todo eso, sí, por supuesto, me gusta "Gran Hermano". 
Nunca pensé que tuviera la necesidad de escribir estas palabras,de hecho creo que no son necesarias, pero me da rabia, y mucha, que haya personas que nos cataloguen a los amantes del programa como faltos de cultura, inteligencia o sentido común. Estoy cansada de que se utilice una opción, la de no verlo, como signo de "progre" y lo contrario como evidencia de "friki". 
Los eruditos inteligentes que se sientan en el sillón de lo cultural y efímero no tienen ni idea del cúmulo de experiencias, apertura de mente, capacidad de juicio e interpretación que se están perdiendo. 
Hay catedráticos al uso, detestables, que miran por encima del hombro cuando saben que uno de los humildes es espectador del programa, a ellos les dedico estas líneas. 
Ante mi capacidad de raciocinio admito perfectamente la diversidad de gustos y apetencias a la hora de elegir qué ver en televisión, entiendo y comparto que haya un número importante de personas a las que no les guste el ojo que todo lo ve, lo que no admito bajo ningún concepto es que se nos tache a los amantes del formato de incultos, torpes o con dudosas capacidades. 
Hay varios millones de personas respetables a las que ya nos late el corazón con más rapidez cada vez que escuchamos la melodía de cabecera de presentación de la 15 edición, ya somos unos cuantos los que nos ilusionamos y nos ponemos a disposición de los que se atrevan a concursar para que nos hagan pasar madrugadas televisivas inolvidables. 
Gran Hermano 15 está a las puertas y yo, como cada año, lo espero con ganas y con un único pensamiento: "No me falta inteligencia, me sobra entusiasmo…"
Un abrazo a todos. 

Sue

lunes, 16 de diciembre de 2013

"Bendita la luz..."


Tienes la mirada limpia y la sonrisa de tu madre.
Siempre la has tenido, hasta cuando estabas enfadado, hasta cuando las cuentas no te salían o los certificados no llegaban a tu mesa, hasta cuando callabas, hasta en el silencio.
Entrar a tu despacho, a ese rincón donde compartíamos trabajo y mirar tu manera de trabajar, era un lujo.
No me salen las palabras, amigo, no sé qué hacer ni cómo hacerlo.
Hoy te vi cansado, demasiado cansado, pero déjame decirte que has sido el mejor ejemplo de superación que he tenido cerca.
Has padecido sin quejarte, has sufrido sin hacer ruido, has amado, has amado mucho, eres fiel y compañero, prudente y de alma inquieta, sabio, Miguel, eres sabio.
Nos has enseñado a todos el precio del amor, nos has mostrado a cada uno el valor de la paciencia y el cariño porque, hasta en los peores momentos, has tenido una sonrisa para cada uno.
Hoy te costaba mover las piernas, pero no el alma.
Has revestido la vida de tu familia de dignidad, les has enseñado eso de dar sin esperar nada a cambio, te has esforzado y siempre has puesto un paso adelante.
Gracias, gracias eternas por hacer de nuestro trabajo un ejemplo, gracias por poner todo tu esfuerzo en hacer que los demás fuéramos felices, gracias por quererla, a ella, a nuestra Rosalinda, como la quieres.
El corazón se nos rompe cuando te vemos sufrir, pero tu calma y serenidad nos enseña el verdadero camino, tu temple y quietud nos muestra lo maravilloso de tu alma, de eso que llevas dentro y que te hace ser especial.
Hoy siento que nuestros caminos empiezan a tener destinos separados, hoy me corre en las venas ese calor de tu mano sobre la mía, de un “te quiero” callado que guardaré conmigo para siempre.
Hoy cojo la mano de tus hermanas, de tus padres, y les digo que sigan a tu vera, pegados a tu vida porque cada uno de ellos lleva la impronta de tu coraje.
Con mis ojos llenos de lágrimas y el corazón arrugado bendigo el momento en el que te conocí, bendita la luz que nos unió. 
Con un pañuelo mojado le digo a todo el que me lea, que mi amigo, mi amigo Miguel, es un tesoro, uno de esos que se encuentran tan solo una vez en la vida.
Te quiero, te quiero mucho.
Sue

lunes, 18 de noviembre de 2013

"Volver a empezar..."


Después de un año vuelvo a tener cosquillas en el estómago.
Después de un año la preocupación por acertar y hacer lo que tengo que hacer acude a visitarme.
Después de un año preparo la ropa que llevaré y todo lo aprendido para poder ofrecerlo.
Después de un año tengo miedo y a la misma vez ilusión.
Ha pasado este tiempo y lo he echado de menos, mañana, volveremos a estar juntos.
Después de un año aprendo a vivir el “ahora” olvidándome de épocas pasadas y apartando el posible futuro de mi cabeza.
Porque mañana, después de un año, vuelvo al trabajo, como si fuera el primer día de mi vida.
Sue

viernes, 16 de agosto de 2013

"A lo lejos..."


Aprendí a ser fuerte contigo.
Aprendí a mirar con fortaleza mi sufrimiento de tu mano.
Me enseñaste a ser valiente, a no quedarme en el pánico, me obligaste a dejar el miedo tan atrás que no volviera.
Me llevaste de la mano al optimismo, me juraste que nada pasaría si no pensaba más allá de lo que tenía delante, sujetaste mi cabeza para que no anduviera por donde no debía.
Me diste una palabra de esperanza, hiciste cortos los días a tu lado, me enseñaste a subir caminos de montaña que jamás pensé que podría atravesar.
Me trajiste la idea de que si nos repiten una frase una y mil veces nos la creemos, me enseñaste a relativizar y valorar lo bueno de mi vida, me ayudaste cuando todo pesaba demasiado.
Ahora, con todo lo vivido a mis espaldas, te digo: mira más allá de lo que te asusta, aprende a ver a largo plazo, los sufrimientos tienen caducidad, relativiza y no te pares.
Detrás de ese monstruo que parece que te va a quitar la vida, hay una oportunidad de vencer que ni imaginas.
Lo veré, estoy segura, lo veremos y todo nos habrá parecido un sueño, quizá no cuando planeaste, pero llegará.  
Y si llega aquello que te daña, ya no lo hará tanto, porque sabrás que te sigue quedando un mundo por delante que no eras capaz de ver.
Enfádate, llora, siente, pelea, avanza, retrocede, ríe, sufre, duerme, vela, grita,no te escandalices de lo que sientas, pero…mira a lo lejos.
Mira a lo lejos, nunca lo olvides…
Sue

Loading...